El Luxor, un hotel que se quedó en la época de las pirámides en cuanto a Internet


El Luxor es uno de los hoteles más famosos de la ciudad estadounidense de Las Vegas, gracias a la pirámide donde se encuentran habitaciones, restaurantes y lugares de esparcimiento, además del infaltable casino.

Pero en cuanto a conexión a Internet en las habitaciones, este hotel se quedó en la época de Cleopatra.

El 6 de mayo de 2013, cuando me instalé en mi cuarto en la Torre Este de este hotel, comprobé que no había Wi-Fi, la conexión inalámbrica a Internet y sobre la cual escribí en este blog en esta nota.

Llamé a la recepción y me dijeron que encendiera el televisor para instalar el acceso a Internet. Intrigado, encendí la TV y en el menú en la pantalla encontré un ítem referido a la conexión, que se realiza sólo a través de un cable de red Ethernet. Detrás del televisor estaba recogido, largo como una boa, un cable amarillo de ese tipo con un conector RJ-45.

Volví a llamar a la recepción para insistir por el Wi-Fi y me admitieron que en las habitaciones de este hotel, que insumió en su construcción unos mil millones de dólares, y del cual puedes ver más fotos propias aquí, no existe ese tipo de acceso inalámbrico.

Por supuesto, la computadora portátil sólo puede conectarse a Internet en el cuarto si está enchufada a ese cable viboreante.

Hotel Luxor visto desde el hotel Mandalay, Las Vegas.

Hotel Luxor visto desde el hotel Mandalay, Las Vegas.

Si tienes teléfonos móviles o tabletas o libros electrónicos, deberás ingeniártela con un programa como Virtual Router Plus, que permite crear un enrutador virtual y compartir la conexión con otros equipos.

El funcionamiento es simple y seguro. Sólo hay que ejecutar el programa, especificar el nombre de la red, una contraseña y elegir de dónde proviene la conexión. Una vez que se configuró, sólo hay que hacer clic en “Start virtual router plus” y la red estará creada.

Luego cuando los demás equipos se quieran conectar verán el nombre de la red como ocurre con cualquier otra, se ingresa la clave y se “engancha” a Internet.