El desafío de usar la tecnología con sabiduría

Cuando nos comunicamos en tiempo real por Internet, como por ejemplo a través del chat, nuestras disposiciones emotivas cambian respecto de lo ordinario.

Internet, las redes sociales y los celulares se han convertido en facilitadores emocionales. Nos hacen decir cosas que en un encuentro personal de viva voz jamás diríamos.

Pero así las emociones no se consolidan. De allí entonces la dispersión relacional y la incapacidad de vivir relaciones profundas y estables. Seguir leyendo El desafío de usar la tecnología con sabiduría