La generación que nunca había pasado a la semifinal de un Mundial de fútbol


Mi hija Agustina nunca había escuchado bocinazos por llegar a semifinales de un Mundial de fútbol, hasta este 5 de julio de 2014, cuando salimos a las calles del norte del Gran Buenos Aires, luego de gozar con el triunfo de la Argentina sobre Bélgica en los cuartos de final de la Copa del Mundo en Brasil y el pase a las semifinales, después de 24 años de frustraciones.

Agustina nació en Buenos Aires en 1993, y tenía menos de un año de edad cuando a Diego Maradona le “cortaron las piernas” en el Mundial de fútbol de EE.UU.

En 1998 ella tenía tres años cuando oyó bocinazos luego que Carlos Roa dejara afuera en los penales a los ingleses en los octavos de final en el Mundial de Francia. Seguir leyendo La generación que nunca había pasado a la semifinal de un Mundial de fútbol