Andrea Delfino y su balance TIC del kirchnerismo y del próximo Gobierno


La periodista Andrea Delfino respondió a mi cuestionario sobre balances y retos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el kirchnerismo y en el próximo Gobierno nacional.

Periodista especializada en TIC, desarrolla su actividad en la sección Economía de la agencia de noticias Télam.

Llevó adelante diferentes proyectos de comunicación, priorizando difundir como el uso de las herramientas tecnológicas incrementan la calidad de vida.

Desde los diferentes estrados, en el ámbito nacional e internacional, abogó por la instrumentación de políticas digitales que tengan en cuenta la masiva realidad de cada sociedad.

-¿Qué balance hace de la gestión y las políticas de las administraciones Kirchner iniciadas en 2003 en relación a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)?

-Estos 12 años de gobierno tuvieron luces y sombras. Claramente para el sector se instaló una lógica totalmente diferentes a la que estaban acostumbrados, especialmente en los primeros años de gestión.

Un empresario metaforizó la diferencia al decir que “venimos de discutir en la Sorbona (en referencia al último secretario de Comunicaciones de la Alianza, Henoch Aguiar) y ahora lo hacemos en un bar de San Juan y Boedo (por Guillermo Moreno).

Más allá de las anécdotas ciertas o no sobre el mito Moreno, lo cierto es que dejó de tratar a las empresas de telecomunicaciones y de tecnología como si fueran un sector diferente al resto.

Tarifas congeladas, que aún se mantienen para la telefonía fija, exigencias de inversión, recuperación del manejo del fondo de servicio universal para el Estado, y en una visión a la distancia la implementación de algunos temas pendientes de la agenda de comunicaciones (devolución de lo cobrado por las móviles en concepto de servicio universal a los usuarios, portabilidad numérica, etc).

Hacia las tecnológicas se mantuvo y profundizó la promoción de la ley de software, se incentivó la exportación, y apuntalaron la promoción industrial de Tierra del Fuego.

¿Alcanza? No. Nunca alcanza. Además, en telecomunicaciones hubo un período de inactividad que llevó incluso a dar marcha atrás a operaciones privada, como la venta de Velocom a Nextel, que nunca obtuvo el visto bueno de la Secretaría de Comunicaciones dirigida por Lisandro Salas. Bueno, tampoco tuvo un visto malo. Simplemente la nada.

Desde la llegada de (Norberto) Berner a la ex Secom, se avanzó en iniciativas muy marketineras, como el portal “Que no se corte” pero que poco logró en lo que a mejora de la calidad se refiere.

Si avanzó en regulación especialmente en una evangelización para lograr que los municipios bajen las condiciones a las empresas para la instalación de antenas.

Finalmente licitó las frecuencias para 4G con un plan que forzó una aceleración de inversiones.

Mi sensación es que Berner les dio el espectro para quitarles un argumento real y exagerado respecto de las causas del mal servicio que se verifica a lo largo y alo ancho del país.

Las empresa aún deben hacer mucho, y tienen otras excusas, pero es un tema que claramente no está cerrado.

-¿Cuáles son los desafíos relacionados a las TIC que enfrentará el próximo Gobierno nacional?

-En primer lugar enfrentará la necesidad de adecuar una ley de telecomunicaciones que no termina de poner claridad a situaciones básicas de la relación entre las empresas del sector.

Seguramente veremos también alguna movida en cuanto a los operadores móviles virtuales, así como los proveedores de Internet que reclamarán cada vez más respeto en un mercado aún conducido por dos o tres grandes.

La convergencia de la radiodifusión, la televisión digital y las comunicaciones son claramente el nuevo escenario en el cual el gobierno que asuma deberá navegar, con fuertes tormentas desde las telefónicas y más aún desde las cableras y las proveedoras de Internet medianas y chicas…

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional para aprovechar –en favor del desarrollo de la sociedad de la información y el conocimiento– la infraestructura y la legislación (Argentina Conectada, Conectar Igualdad, satélite Arsat 1, ley Argentina Digital, leyes de promoción del software) en relación a las TIC registradas en esta última década?

-Armonizarlas. Todas esas iniciativas necesitan un hilo conductor.

Si la nueva Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se mantiene como un organismo dependiente de Presidencia, con un trabajo federal a través del Consejo, puede ser que logren armonizar las diferentes iniciativas.

Entenderlas como un todo evita riesgos de destrucción. El Estado asume un rol mayorista interviniendo en el mercado de la mejor manera posible.

-En su opinión, ¿qué políticas debería desarrollar el próximo Gobierno nacional en relación a los datos abiertos en el Estado?

-No me siento capacitada para definir una política. Sólo puedo decir que las experiencias demuestran que los datos abiertos no equivalen a menores gastos…

En mi opinión ya hay una comunidad con suficiente peso para asegurar que los datos abiertos se utilicen como un incentivo al desarrollo. Falta ver si los políticos escuchan y entienden a los que saben.

-¿En cuáles áreas debería enfocar el próximo Gobierno nacional sus programas de I+D+i (investigación+desarrollo+innovación)?

-Nanotecnología, especialmente vinculada a la innovación en alimentos.

-A partir del programa Conectar Igualdad, ¿cómo debería integrar el próximo Gobierno nacional a las TIC en las políticas de educación general?

-Ya se recorrió un largo camino. La nueva generación de docentes, con muchos más “millenian” frente a las aulas, empujarán el uso de las herramientas tecnológicas.

Seguramente se deberán modernizar los equipos, lo que inyectaría combustible a la propia industria local.

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional en relación a los beneficios fiscales para la fabricación de productos TIC en Tierra del Fuego?

-Deben continuar, seguramente a 50 años como Manaos, pero con condiciones que los obliguen a fomentar la producción nacional de más componente especialmente en los que a electrónica se refiere.

-¿Qué alternativas podría adoptar el próximo Gobierno nacional para financiar a los negocios iniciales (“startups”) y el crecimiento de las empresas?

-Los programas desplegados desde el Ministerio de Ciencia, como los aportes no reembolsables, Innovar y los fondos para nuevos emprendimientos deben continuar.

Quizás las nuevas empresas de base tecnológica, las que ya fueron incubadas deban a su vez tener un mayor compromiso con la continuidad del capital argentino, público o privado. En esta área es necesario invertir invertir e invertir…

-Puede usar el siguiente espacio para comentarios adicionales y propios.

-Muchas cosas que creíamos imposibles de lograr allá por el principio de siglo se consiguieron.

Una de ellas es el Arsat 1. Hago votos para que el 2 y el 3 encuentren el financiamiento necesario y que el apuro por lanzar al dos en un año electoral no haga que los estrellemos.

Puedes leer las respuestas de otros entrevistados aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .