Oración para el día del trabajo


Vengan a la casa de Dios
todas las persona trabajadoras,
las que están cansadas por la tarea
y las que están buscando su jornal.
Vengan a la casa de Dios quienes tienen pan
y quienes lo comparten solidarios
con las personas sin empleo.
Vengan y coman,
vengan y descansen,
vengan y sírvanse.
Vengan y apóyense,
pónganse fuertes.
Vengan y háganle un lugar
a la resistencia y a la esperanza.
Celebren: la mesa del Reino
es de quienes construyen el mundo nuevo
que Dios creó para su pueblo,
un mundo nuevo que ya está amaneciendo,
aunque aún no veamos claramente su luz.
Dios es nuestra fuerza.

Jorge Daniel Zijlstra Arduín (Puerto Rico)

Fuente: Red Crearte, bajo Licencia Creative Commons Atribución 2.5 Argentina