Crean con inteligencia artificial canción de una chica que murió después de sufrir ciberacoso


Los sueños de Katherine Winter, o “Katy Summer”, como soñaba darse a conocer en el mundo artístico internacional, acabaron el 22 de mayo de 2018 cuando alrededor de las 15.00 se quitó la vida en un baño de un local de la cadena de cafeterías Starbucks, en la ciudad de Santiago de Chile.

Con apenas 16 años, Katy (en las fotos que ilustran esta nota) había sido víctima de una serie de hechos de “ciberbullying” cometidos, en muchos casos, por sus propios compañeros del colegio.

Desde niña, Katy siempre tuvo un don especial para la música. Componía canciones que ella misma musicalizaba, ya que aprendió a tocar guitarra de forma autodidacta.

A los seis años tuvo su primer concierto y, desde entonces, no descansó en su sueño por convertirse en una artista del nivel de su cantante favorita: la estadounidense Taylor Swift.

La muerte de Katy encendió las alarmas en Chile por el impacto que el ciberbullying tiene en la vida de niños y adolescentes, en un mundo donde las redes sociales e Internet toman cada vez mayor relevancia.

Desde entonces, sus padres trabajan por promover una iniciativa que podría salvar la vida de muchos otros niños como ella y que se difunde bajo la consigna #GoodbyeCiberbullying. Fue así como surgió la idea de escuchar a Katy cantar una vez más.

A partir de más de 500 archivos de audio, videos almacenados en el celular de Katty y sesiones de estudio que ella grabó antes de su fallecimiento nació “I don’t want to say goodbye”, una canción creada por el compositor Enzo Massardo e interpretada por la misma Katy gracias al uso de inteligencia artificial y aprendizaje automático.

La canción narra el sufrimiento que Katy soportó como víctima del ciberacoso.

Representa su deseo de quedarse, así como el dolor abrumador que provocó que no pudiera continuar en este mundo por más tiempo.

Una vez recopilado el material con la voz y grabaciones de Katy, el productor musical Carlos Gómez compuso una melodía a partir de estos archivos.

En su labor, Labarca contó con la ayuda de músicos de la Orquesta de Cámara del Teatro Municipal de Santiago de Chile.

“Esta obra presenta un desafío técnico y emocional gigante. Tuvimos que trabajar sin alterar los audios para no perder la pureza de la voz de Katy y transmitir el mensaje que ella dejó entre líneas en las canciones que grabó antes de morir”, explicó Labarca, en un comunicado que me envió mi amiga y colega Rosa Martínez, vocera para la prensa fuera de Chile de esta iniciativa de los padres de Katy.

Para Emanuel Pacheco, padre de la joven que terminó con su vida después de ser víctima de ciberbullying, esta canción impulsará a muchas personas a ser empáticas, solidarias y, sobre todo, responsables con sus actos en redes sociales.

“Podemos escuchar (a Katy) cantar una canción que nunca grabó, que nunca compuso, pero que, de algún modo, estaba escondida entre todas sus canciones. Es como volver a tenerla con nosotros haciendo lo que ella más amaba: la música”, indicó.

Sebastián Vildósola, director general creativo de La Familia, agencia a cargo de la campaña, aseguró que escuchar la voz de Katy en esta canción permitirá lo que ella vivió no se olvide y ayudará a generar un cambio.

El sitio oficial de la campaña está aquí . La canción puede ser escuchada en YouTube, SoundCloud, Spotify y iTunes, y también a continuación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .