“La Palabra predicada y la acción, la vida y la solidaridad expresada por la comunidad cristiana son esenciales para la transmisión del evangelio y para la plena manifestación del poder liberador y salvador de Dios».

Emilio Castro

Deja un comentario