«El corazón alegre es una buena medicina, pero el espíritu triste seca los huesos».

Proverbios, La Biblia

00

Deja un comentario