Lionel Messi ahora juega en el equipo de Huawei


“¡Vamos Leo!”, pide en una mezcla de tonos de orden y ruego un locutor hacia una puerta cerrada, mientras suena una música estridente y luces de colores vivos y chillones llenan el escenario.

Unos segundos después del pedido del conductor de la ceremonia se abre la puerta hacia donde se enfocan los reflectores, ahora de color blanco.

Aparece entonces Leo, al que espera el locutor y otro hombre que está en el escenario, y toda una empresa, la china Huawei, y sus 170 mil empleados.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (1)Leo es Lionel Messi, uno de los hombres más famosos del mundo, contratado por Huawei, la compañía que quiere ser el primer fabricante mundial de “smartphones”, y que birló a Samsung, su rival surcoreano, al futbolista nacido en la ciudad santafesina de Rosario el 24 de junio de 1987.

Vestido con un camperón verde musgo que lo abriga la tarde del 17 de marzo en un salón destemplado en un jardín del hotel Fairmont Juan Carlos I en la ciudad catalana de Barcelona, en una jornada húmeda y fría, el delantero del club azulgrana no olvida ni en su vestimenta a su otro patrocinador principal: Adidas.

Su remera debajo de la campera es blanca y luce el logotipo y el nombre de la marca alemana, al igual que las zapatilla deportivas que resguardan los pies mas valiosos del mundo.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (2)Luego de estrechar la mano de Tyrone Liu, responsable del negocio de dispositivos de Huawei para América latina, el capitán del seleccionado argentino se sienta en un sillón blanco, junto a ese ejecutivo y otros dos de la compañía.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (10)En ningún momento se lo ve al ganador de cinco balones de oro de la FIFA abstraído o ausente de lo que sucede, pese a que no entiende el inglés con fuerte acento chino que usan los ejecutivos para desplegarle loas y alabanzas.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (4)Cuando le toca a hablar, el ganador de siete títulos de La Liga de España discurre un discurso sin sorpresas, simple, respetuoso, humilde, lejos de altanerías o petulancias.

El ganador de cuatro copas de la Liga de Campeones de Europa escucha paciente las preguntas envenenadas y provocativas de periodistas chilenos y de otros países latinoamericanos, y las gambetea, al igual que sus rivales en la cancha desde hace casi 12 años, con frases sencillas, que no salen de un libreto deportivo caracterizado por el respeto al adversario y el alto valor que otorga al trabajo en equipo.

Cuando llega la pregunta incómoda sobre por qué eligió a Huawei en lugar de renovar con Samsung, el conductor, como si fuera Javier Mascherano, su compañero de equipo argentino en el Barcelona, lanza la pelota afuera e impide que el ganador de tres títulos de la Copa del Rey responda.

Entre otras frases, dijo las siguientes que destaco porque reflejan a un ejemplo de deportista competitivo:

“No pienso en ser el mejor jugador de la historia. Le agradezco a la gente que lo diga y me pone contento, pero nada más. Yo disfruto con el día a día en el fútbol”.

“Me hace feliz lo que conseguí, pero no me conformo con lo que tengo”.

“Es cierto que entre los tres (por él, Luis Suárez y Neymar) tenemos una muy buena relación, pero no solo entre nosotros, sino todo el vestuario. Este grupo tiene la mentalidad de querer superarse. Aquí hay gente que lo ganó todo y, sin embargo, siguen jugando y entrenando como si no hubiesen ganado nada”.

Solidario con uno de los ejecutivos chinos al que le alcanza su micrófono inalámbrico que se le había caído de la mano, el máximo goleador histórico del Barcelona hace una visera con su mano, encandilado por los reflectores, para descubrir quién le pregunta por enésima vez cuáles son los nuevos desafíos que se plantea.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (5)Hiper competitivo, al igual que otros monstruos deportivos contemporáneos como Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic, Usain Bolt, LeBron James y Stephen Curry, el hijo de Jorge Messi y Celia Cuccittini reitera que va por todos los títulos que tenga a su alcance.

El ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 reconoce que las redes sociales que utiliza son Facebook e Instagram, donde, dice, se nutre de los “mensajes inspiradores” de su fan.

A continuación, una lista de videos que grabé ese día:

Huawei espera que el triple ganador del Mundial de Clubes lo ayude para desbancar este año a Apple del segundo lugar mundial entre los fabricantes de “smartphones”, y en 2017 desplazar a Samsung.

La movida, que se prolongará por tres años por un honorario anual extraoficial de entre cinco y seis millones de euros para el deportista, se enfocará en especial en Europa y América latina.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (11)Por las dudas, para reforzar el compromiso de su nuevo embajador con la marca, los ejecutivos chinos le regalan una tableta MediaPad, un reloj inteligente que el subcampeón del mundo en Brasil 2014, educado se lo coloca en su nuñeca izquierda pero inmediatamente se lo saca, y un teléfono móvil Huawei Mate 8, sobre el cual te conté en esta nota.

La ceremonia termina con una autofoto (“selfie”) que el poseedor del récord Guinness por mayor cantidad de goles oficiales en un mismo año (91 tantos en 69 partidos en 2012) se toma en el escenario con los ejecutivos chinos y el conductor y de mostrar unas remeras deportivas rojas y celestes y luego se retira por la misma puerta donde había ingresado.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (6)Junto a unos colegas argentinos subo al escenario, paso la puerta y nos detenemos ante un camerino donde se encuentra encerrado el futbolista rosarino.

Un custodio algo más bajo que el defensor Gerard Piqué nos devuelve con su brazo izquierdo con firmeza hacia el escenario, desbaratando el intento de dialogar mano a mano con nuestro compatriota, al que tildo desde hace casi una década como “pesetero”, una forma de acicatearlo para que obtenga un título mayor para su país natal.

Lionel Messi y Huawei en Barcelona 2016 (8)Cuando volvemos al salón nos reencontramos con este artista deportivo, pero en varios de los afiches publicitarios de Huawei, su nuevo equipo comercial en un juego multimillonario al que este santafesino parece resultarle ajeno.

En realidad, el único juego que le interesa y donde es feliz y pleno es un campo de juego con una pelota, 10 compañeros y 11 rivales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.