¿Cómo es el gigante tecnológico que más crece en el mundo?


¿Se pronuncia como las islas Hawai? ¿O “uauei”? En Huawei, el mayor fabricante de teléfonos móviles de China, no se preocupan por responder ese dilema a la hora de expresar su nombre, aunque cuando se los consulta sobre esta cuestión fonética, sus ejecutivos explican gentilmente que se debe decir “Hauei”.

Se trata de la empresa tecnológica que más crece en el mundo, pero no es del Silicon Valley californiano, sino de la ciudad china de Shenzhen, al lado de Hong Kong.

La ambición de esta compañía es acorde a su tamaño, con operaciones en 170 países, donde emplea a 176 mil personas de más de 160 nacionalidades, de los cuales más de 30 mil no son de origen chino: superar a Apple y a Samsung en el podio mundial de los celulares.

Para alcanzar esa meta, despliega una agresiva estrategia de tecnología, negocios y marketing que incluyó desde este año la contratación de Lionel Messi y Scarlett Johansson como sus imágenes de marca.

Esta empresa, el tercer fabricante mundial de teléfonos móviles y el segundo en infraestructura de redes de telecomunicaciones, organizó en Shenzhen, la meca tecnológica de la segunda potencia mundial y del país más poblado del globo, entre el 11 y el 13 de abril, la decimotercera edición del Global Analyst Summit, HAS 2016, una reunión donde anunció su visión de la transformación digital basada en un mundo mejor conectado.

Participé en el encuentro junto unos 500 analistas y periodistas de todo el mundo.

Esta compañía fue fundada en 1987 por Ren Zhengfei en Shenzhen, en ese entonces un pueblo perdido de la región de Cantón para importar centrales telefónicas pequeñas, con una inversión de unos 3.500 dólares.

Cinco años después de su fundación, ya empezaba a fabricar sus propios productos. A finales de la década del 90 dio el salto al exterior

29 años después de su creación, factura casi 61 mil millones de dólares anuales, y posee en las afueras de Shenzhen un gigantesco campus de 17 edificios, entre ellos una universidad propia con una arquitectura similar al Partenón de Atenas.

Un tercio de la población mundial usa productos de Huawei a través de 45 de las 50 primeras operadoras del mundo, entre ellos Telefónica, Telecom y Claro.

Una parte importante de sus avances se deben a su política de dispersión de centros de I+D por el mundo: Alemania, Suecia, Reino Unido, Francia, Italia, Rusia o India, además de China.

También tiene alianzas con firmas tecnológicas como Google y Microsoft, con la automotriz Audi, la marca de lujo Swarovski, la fotográfica Leica y Harman/Kardon, de sonido.

La compañía china tuvo en claro que para competir tenía que adoptar un modelo de empresa occidental.

Contrató a ejecutivos de Samsung, Cisco e Intel y los servicios de consultoría de IBM, Hay Group., Accenture y PriceWaterhouse.

Propiedad de los empleados, porque su fundador solo tiene ahora el 1,4%, Huawei retribuye a sus ejecutivos altos y medios con incentivos y acciones, además del salario.

Más información en esta nota propia en iProfesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .