Llegan a la Argentina los Samsung Galaxy S7

El mercado de la telefonía móvil asiste en el mundo desarrollado a un fenómeno de ralentización en las ventas de los “smartphones”, reflejado en la primera caída en los beneficios de Apple por los menores despachos de su ícono, el iPhone.

En la Argentina los fabricantes apuestan, sin embargo, a la renovación de equipos de alta y media gama, bajo diversos argumentos, como la conectividad 4G, mejoras en la pantalla y en las cámaras y su integración con otros dispositivos, como relojes inteligentes y cascos de realidad virtual.

Las expectativas están puestas en el día del padre, en junio, y que se cumplan los pronósticos gubernamentales de un repunte de la actividad económica y el consumo en el segundo semestre.

Samsung empezó a calentar en mayo los motores para su principal lanzamiento de este año: los teléfonos Galaxy S7 y el S7 Edge, que llegarán en junio.

Aunque a primera vista resulta difícil de distinguir en comparación con sus antecesores, una vez que se mira con atención, el Galaxy S7 Edge resulta un híbrido entre los Galaxy Note 5, Galaxy S6 Edge+ y Galaxy S6 Edge.

El nuevo modelo tiene una leve curvatura similar a la del Galaxy Note 5, mientras que su tamaño (pantalla de 5.5 pulgadas) se encuentra dentro del rango de tamaño de sus predecesores: el Galaxy S6 Edge tiene una pantalla de 5.1 pulgadas, mientras que el S6 Edge+ ofrece 5.7 pulgadas.

Los Galaxy S7 y S7 Edge combinan las características que más se destacaron de sus predecesores, como su diseño, y trae una curvatura en la parte trasera que lo hace ser más cómodo de sostener.

Ambos equipos tienen una actualización en cuanto a especificaciones, pero con una batería de mejor desempeño.

Además, los S7 recuperan la resistencia al agua bajo norma IP68 (soporta una inmersión de hasta 30 minutos bajo 1,5 metro de agua) y la ranura para memorias microSD de hasta 200 GB. Vienen con 32 GB de almacenamiento y 4 GB de RAM.

En una presentación ante la prensa especializada, en la que participé, Bruno Drobeta, director de venta de móviles de Samsung Argentina, resaltó las mejoras en las cámaras (12 MP con sensores especiales para mejores fotos con baja luz ambiente) y en la expansión en la memoria, y lo definió como un “hub” o punto concentrador de experiencias, conectado al reloj Galaxy Gear 2, el casco de realidad virtual Gear VR, la cámara de 360 grados y el sistema de pagos Samsung Pay.

Viene con un modo “always on” que mantiene encendida siempre la pantalla para mostrar notificaciones básicas, sin necesidad de que el equipo funcione en modo completo, un encendido que consume mucha energía cuando el usuario es adicto a leer esos avisos.

La batería del S7 es de 3000 mAh y de 3600 para el S7 Edge. Ambos soportan carga inalámbrica acelerada.

Los precios de ventas de los dos teléfonos, que llegarán en negro y en dorado, están en discusión con los operadores. Para tener una idea, el S6 Edge+ está liberado en unos 25 mil pesos.

Junto a los dos equipos Samsung lanzará su casco de realidad virtual, famoso luego de que el presidente Mauricio Macri se lo calzara en enero en la ciudad suiza de Davos. Para fin de año estiman que llegará la cámara 360.

Puedes leer más sobre estos lanzamientos en esta nota propia en iProfesional.

Deja un comentario