El INTI asiste en la restauración del teatro Solís de Montevideo


El teatro Solís es considerado el principal escenario artístico de Uruguay y este año celebra sus 160 años de existencia.

Con el objetivo de recuperar la fachada original del edificio (en la foto), técnicos del Centro INTI-Construcciones, del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) argentino, fueron convocados por la intendencia municipal de la ciudad de Montevideo (IMM) para determinar los materiales utilizados en su construcción original.

La decisión de restaurar la fachada del teatro estuvo motivada por la detección de algunos problemas como fisuras, desprendimientos y faltantes de material.

“Ante esta situación realizamos un relevamiento fotográfico, cateos, pruebas de percusión y retiramos muestras de los sectores que presentaban inconvenientes”, detalló el arquitecto Daniel De León, de la IMM.

Luego seleccionaron el material, en función a su ubicación y a las distintas épocas de construcción, y lo enviaron al INTI para su análisis.

Los ensayos realizados en el INTI permitieron estudiar la caracterización química, física y mineralógica de los morteros uruguayos.

Entre otros análisis, se determinó la relación entre el agregado (piedra) y el aglomerante (utilizado para unir las partículas), la granulometría del árido utilizado y su composición mineralógica, así como observaciones superficiales y en corte con microscopio petrográfico y electrónico.

“Con estos datos aportamos conocimiento de la receta de los materiales utilizados, lo que permitirá a los arquitectos y restauradores reconstruir la fachada lo más parecido a la original”, resumió Fabio Luna, de la Unidad Técnica de Geología Aplicada y Ambiental de INTI-Construcciones.

“A partir de una aproximación óptica hallamos que la mayoría de las partículas provenían de fuentes naturales, que la relación entre el agregado y el aglomerante era de 2 a 1, y que los morteros no estaban pintados sino que poseían una pátina de suciedad, producto principalmente del smog presente en la zona de la Ciudad Vieja, donde está emplazado el teatro”, detalló Luna.

“También pudimos determinar la presencia de los componentes mayoritarios como el calcio y en menor proporción los óxidos de hierro, aluminio, magnesio y silicio; que el material aglomerante de algunas de las muestras estaba compuesto por cal; y que algunos de los agregados tenían un alto componente carbonático”, agregó Erica Köber, del área de Química Aplicada de INTI-Construcciones, que integró el equipo de trabajo.

Se evaluaron las propiedades hidráulicas para elaborar mezclas con características similares, a partir de distintos aglomerantes, según me informó el INTI en un comunicado.

Los resultados obtenidos en el INTI se contrastarán con los antecedentes y todas las fuentes documentales a las que pudo tener acceso la IMM; y servirán como base para la propuesta de consolidación, restauración y mantenimiento de la fachada de este edificio considerado Monumento Histórico Nacional.

“El informe final se entregará a la brevedad a la Dirección del Teatro Solís, desde donde se elevará a las autoridades municipales para su conocimiento y posterior ejecución de la obra”, dijo De León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.