“Hackathon” desarrolla herramientas para el periodismo


Hace dos años, la periodista Albertine Piels creó su primer sitio web en un intento de medir el interés de otros reporteros en la codificación y para construir una base para su primer “hackathon“.  En cuestión de horas, cientos de personas visitaron el sitio.

Poco después, Piels y Nienke Huitenga crearon la empresa Hackastory para albergar “hackathones”, actividades que reúnen a periodistas, diseñadores y codificadores que trabajan para encontrar nuevas formas de contar historias.

La compañía comenzó en los Países Bajos, pero desde entonces organizó “hackathones” en otras partes del mundo, incluyendo Sudáfrica, Estambul y Bélgica.

Piels dijo que el principal impulso detrás de Hackastory es fomentar la comunicación entre estos grupos en un esfuerzo para también traer de nuevo el sentido de colaboración en las salas de redacción.

“Las habilidades que usted necesita en esta era digital son la codificación, el diseño y la narración”, dijo Piels, citada por el Centro Knight.

“Lo más importante es que los programadores, diseñadores y narradores se comuniquen, especialmente dentro de la sala de redacción. Por lo general, están atrapados en pequeñas islas, con océanos en medio de ellos, y esto no les permite comunicarse bien”, señaló.

Piels será la anfitriona del encuentro “hackathon internacional: crear herramientas para el periodismo de rendición de cuentas para mejorar la confianza de los lectores” el 19 y 20 de abril durante el simposio internacional de periodismo “online” (ISOJ), en la ciudad texana de Austin.

Los participantes tendrán un día y medio para dividirse en equipos y desarrollar herramientas que aborden la manera sobre cómo mejorar la confianza entre los lectores sobre la responsabilidad de los medios de comunicación.

“La confianza se está convirtiendo en un asunto muy urgente”, dijo Piels. “Entonces, ¿qué podemos hacer para crear confianza entre los lectores y los consumidores de noticias? Podemos hablar sobre esto o podemos empezar a construir algo que ofrezca a los lectores más herramientas para revisar y verificar la información”.

Antes de Hackastory, Piels trabajó durante 15 años como periodista del servicio de noticias de televisión RTL Nieuws en los Países Bajos.

Piels dijo que la constante presión por cumplir con los cierres no le dejaba espacio para alguna innovación dentro del campo.

“Siempre había otro cierre a la vuelta de la esquina”, reconoció. “Casi no había tiempo para crear un espacio en el que pudiera pensar hacia dónde ir dentro del periodismo”.

Después de darse cuenta de esto, decidió salir y crear su propio espacio innovador.

Desde entonces, Hackastory organizó seis “hackathones” en cuatro países diferentes que dieron como resultado 25 proyectos.

En cada comunidad, el “hackathon” arrojó luz sobre diferentes áreas dentro del periodismo que necesitan ser mejoradas.

En Sudán, Piels dijo que los periodistas luchaban por la accesibilidad a las noticias debido al limitado acceso a Internet.

Un grupo agregó un botón de descarga a su aplicación para que los lectores pudieran leer y compartir el contenido más tarde usando Bluetooth, incluso si no tenían conexión.

En otro “hackathon”, un grupo desarrolló un sitio web llamado “Storyweb” como una alternativa al periodismo de formato largo donde los lectores podían decidir qué parte de la historia querían leer.

“Les dio una manera diferente de abordar una gran historia”, dijo Piels. “En lugar de hacer una larga lectura, se fueron por la ruta móvil. Cuando usted está esperando en un autobús o sentado en un tren, puede decidir la parte de la historia que quiera leer en lugar de pasar por ella de forma lineal”, afirmó.

Piels espera empujar a los periodistas afuera de sus zonas de confort. Aunque entiende las reservas de los participantes, considera que es importante para los periodistas aprender nuevas maneras de abordar problemas y desarrollar ideas.

“Está en nuestras venas que tenemos que ser críticos”, dijo Piels. “Pero si usted está innovando, necesita dejarlo ir y encontrar espacio para buenas y malas ideas para encontrar las pequeñas perlas. Si no salen de esa mente crítica, matarán el 99 por ciento de las ideas antes de que florezcan”.

Piels expresó que espera que los programadores, diseñadores y periodistas se unan para dejar de hablar y empezar a construir el futuro.

“Durante mucho tiempo fue algo principalmente para codificadores y diseñadores”, señaló.

“Pero ahora ha evolucionado. Todavía tenemos codificadores y diseñadores, pero también tenemos periodistas. Es un proceso que es para todos, porque la magia ocurre cuando los tres se juntan. Esos tres grupos se necesitan mutuamente”, remarcó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s