Skip to main content

En un viaje que realicé durante 9 días en agosto de 2017 por China, invitado por la empresa Huawei, observé en las ciudades de Beijing y Shenzhen centenares de bicicletas estacionadas en las veredas, que se liberan mediante un código QR escaneado en un teléfono móvil.

Las ruedas de las bicicletas, que no están encadenadas, están trabadas por un mecanismo que se libera cuando el usuario escanea el código QR que tiene el rodado con su celular desde una aplicación como Wechat o de la empresa concesionaria del servicio.

Una vez que se escanea el código QR, el usuario recibe un mensaje de texto (SMS) o en la misma aplicación un código que debe introducir para liberar la bicicleta.

Cuando finaliza su viaje, el usuario deja la bicicleta en un sector donde hay rodados de la misma compañía y vuelve a escanear el código QR para informar la finalización de su traslado.

El rodado vuelve a trabarse en forma automática y el viaje queda registrado en la aplicación y se abona vía Wechat o desde el mismo programa.

Las bicicletas están pintadas con colores chillones que identifican a la empresa concesionaria del servicio.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: