Amazon profundiza su batalla contra Microsoft por la nube

Los líderes de la división en la nube de Amazon dejaron en claro algunas cosas a principios de diciembre en la conferencia de Amazon Web Services (AWS) «re: Invent» en la ciudad estadounidense de Las Vegas: la compañía tiene amplias ambiciones en el mercado de tecnología empresarial de 3,7 billones (unidad en español) de dólares, buscando un crecimiento mucho más allá del sector actual de la nube.

AWS está instando a más compañías a trasladar su computación a la nube, al mismo tiempo que está desarrollando tecnologías híbridas para ejecutar tecnologías en la nube en las instalaciones.

Amazon cree que Microsoft está trabajando en contra de los intereses de sus clientes mediante la implementación de nuevas restricciones de licencia en los sistemas operativos y bases de datos de Microsoft, limitando las formas en que su software se puede utilizar en AWS y otras plataformas en la nube.

AWS cuestiona el contrato de computación en la nube de 10 mil millones de dólares adjudicado por el Pentágono a Microsoft simplemente por los méritos de sus respectivas tecnologías.

Es por eso que la empresa de Jeff Bezos está desafiando formalmente el proceso de licitación.

Todo se suma a la creciente competencia entre los gigantes tecnológicos del área de la ciudad estadounidense de Seattle, no solo entre AWS y Microsoft Azure en la nube, sino también entre AWS y Microsoft en el mercado de tecnología empresarial más grande, que es el pan de cada día del negocio de la empresa creadora del sistema operativo Windows.

En Las Vegas, el director general ejecutivo de Amazon Web Services, Andy Jassy, puso directamente en la mira al gigante tecnológico vecino de la compañía, criticando las prácticas de licencia de Microsoft y dejando en claro que Amazon está yendo directamente tras el negocio principal de la compañía basada en la ciudad de Redmond.

Jassy apuntó a «este regreso a los viejos tiempos de Microsoft, donde no están priorizando lo que les importa a ustedes, los clientes». «La gente está enferma y cansada de ser peones en este juego», afirmó.

Los comentarios de Jassy sorprendieron porque no estaba apuntando a Microsoft Azure, la plataforma en la nube que rivaliza directamente con AWS, sino a los cambios de Microsoft que limitan las formas en que las empresas pueden implementar el software de Windows y SQL Server en la nube utilizando las licencias existentes.

El CEO de AWS señaló que más de la mitad de las instalaciones de Windows en la nube se ejecutan en Amazon Web Services, en lugar de en Microsoft Azure o en plataformas de la competencia.

«La compañía que posee y opera esto quizás no esté tan loca por eso, así que simplemente decidieron cambiar las reglas de licencia y dijeron: ‘Las nuevas versiones de Windows no pueden ejecutarse en instancias dedicadas en otros proveedores de la nube’». Microsoft, dijo Jassy, quiere un «dominio absoluto» en ese mercado.

La decisión del Pentágono de otorgar su contrato de computación en la nube, conocido como JEDI, a Microsoft fue una sorpresa en octubre.

Amazon apeló la medida, alegando que fue influenciada indebidamente por la presión política de la Casa Blanca.

Jassy dejó claras las ambiciones más grandes de Amazon, citando una investigación de mercado que muestra que el 97 por ciento del mercado de tecnologías de la información (TI) de 3,7 billones de dólares todavía está en instalaciones, en servidores corporativos y centros de datos, y aún no en la nube.

El CEO de AWS dejó en claro que aquí es donde Amazon buscará su crecimiento futuro, a través de nuevas cargas de trabajo en la nube y software migrado de los entornos de TI tradicionales.

«El segmento de mercado que abordamos en AWS es el mercado global de TI», dijo Jassy. «Si nos fijamos hoy, la inmensa mayoría de los gastos son locales», señaló.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia publicada en iProfesional aquí.

Deja un comentario