Skip to main content

Los países desarrollados avanzan en forma acelerada hacia un mundo sin dinero en efectivo. Sin embargo, los principales obstáculos en la Argentina y América latina en general para avanzar hacia una economía sin «cash» es la seguridad, la falta de educación financiera y la desconfianza en instituciones, y el miedo que todavía existe a nuevas tecnologías.

Así me lo afirmó Lucas Medola, director financiero de PayPal para América latina, para quien «sin duda alguna la tendencia hacia un mundo sin efectivo ha estado creciendo. Hoy en día, en países desarrollados como Suecia, por ejemplo, existen cada vez más tiendas que ya no aceptan dinero en efectivo. No me sorprendería que en algunos años Suecia se convierta en una sociedad sin efectivo».

«China, por ejemplo, es otro país que va por ese camino. No hay más que pasear por sus ciudades para darse cuenta de la particular revolución que están viviendo los sistemas de pago en esta potencia mundial», señaló.

«EE.UU., aunque a un nivel no tan avanzado, también va por ese camino. Una encuesta de Gallup de 2016 mostró que sólo el 24% de los estadounidenses usa efectivo para pagar la mayoría de sus gastos. En Reino Unido los pagos con tarjeta superaron a los realizados con billetes por primera vez en 2014. A su vez el consumo en medios electrónicos incrementó a casi el 60% entre los ingleses, según datos del Foro Económico Mundial», afirmó Medola.

¿Y en América latina? «En muchos de los países» de la región «todavía tenemos mucho camino por recorrer en cuanto a pagos por medios electrónicos, pero hay que resaltar que el crecimiento es constante desde principios de 2000. También debemos resaltar que la población de nuestros países está más proclive a los pagos online y a través del móvil. Y plataformas como PayPal han logrado reducir el temor que muchos tenían sobre compras en línea. Todo esto es un buen indicador», afirmó Medola.

«Uno de los principales obstáculos en la Argentina y Latinoamérica en general para avanzar hacia un mundo sin efectivo es la seguridad», reconoció este ejecutivo, quien también mencionó «factores como la falta de educación financiera y la desconfianza en instituciones, y por supuesto el miedo que todavía existe a nuevas tecnologías».

Puedes leer completa la entrevista a Medola que publiqué en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: