Wi-Fi 6 y 5G: el próximo cambio masivo en conectividad y datos

La necesidad de estar conectados crece en forma exponencial. Más dispositivos, organizaciones y personas necesitan conexión permanente a la red.

De acuerdo a Cisco, el principal fabricante mundial de infarestructura de redes, para el año próximo el 52% de la población mundial estará conectada, habrá en promedio 3,4 dispositivos por persona y el consumo per cápita será de 25,1 GB mensuales.

Para satisfacer estos niveles de demanda, es necesario desarrollar una infraestructura capaz de soportar esta cantidad de tráfico y ampliarla a niveles inimaginables.

Para 2022 se creará más tráfico que en los 32 años combinados desde que comenzó Internet y más de la mitad de este tráfico que transportarán las redes IP será Wi-Fi.

Por tal motivo es que ya ha comenzado una nueva era en la conectividad: el Wi-Fi 6.

Se trata de un nuevo estándar que potenciará nuestra capacidad de conexión hacia nuevos horizontes, para todos los sectores posibles, democratizando la conectividad, por lo que ahora será más fácil que personas de todo el mundo estén conectadas debido a la reducción de costos de infraestructura y mayor capacidad de la red.

Esto ayudará a generar nuevas experiencias en diversos ámbitos y áreas, mediante realidad aumentada o virtual e inteligencia artificial, que podrá aplicarse a distintos sectores como el educativo, el retail o en la salud.

El Wi-Fi 6 junto a la red móvil de quinta generación (5G), que está en fase de implementaciones en algunas ciudades del mundo, tienen la capacidad de impactar más allá del mundo de las tecnologías de la información.

Como Wi-Fi 6 y 5G se basan en la misma base fundamental de tecnología inalámbrica, brindan muchos beneficios similares: más capacidad, mayor alcance, mayor confiabilidad y menor latencia, además de una mejor duración de la batería.

Creemos que Wi-Fi 6 habilitará una nueva generación de aplicaciones móviles, que transformarán radicalmente las distintas industrias.

Nuevos casos de uso incluirán la capacidad de soportar servicios de misión crítica, escalar en forma masiva la Internet de las cosas (IOT, sigla en inglés), y entregar experiencias inmersivas basadas en video de ultra alta definición y realidad virtual.

Wi-Fi 6 forma parte de nuestra arquitectura de red, una arquitectura unificada y basada en la intención que ofrece soluciones avanzadas para cualquier requisito de red empresarial.

Las distintas industrias en la Argentina se beneficiarán a partir de nuevos casos de uso.

La tecnología IoT profundizará su impacto, habilitando servicios basados en localización, nuevos sensores y pagos electrónicos, entre otros.

El campo, por ejemplo, se verá beneficiado mediante este tipo de tecnologías que permitirán una mayor productividad y calidad de los cultivos y el ganado.

Por otro lado, la educación, el entretenimiento en estadios y los espacios de trabajo se transformarán mediante experiencias inmersivas basadas en video 4K/8K y la realidad virtual/aumentada.

Se soportarán aplicaciones de misión crítica que precisan analíticos de tiempo real, automatización de procesos y vehículos autónomos, que transformarán desde procesos industriales en las fábricas hasta la capacidad de realizar cirugías en áreas remotas.

Esta nueva era en la conectividad abre la puerta a nuevos desafíos para las organizaciones como garantizar la disponibilidad, gestión y seguridad de la red.

Retos que Cisco quiere superar mediante la tecnología de red Intent Based Networking (IBN), capaz de automatizar funciones y políticas basadas en datos, simplificando el trabajo y garantizando la mayor protección posible.

Estas dos tecnologías, Wi-Fi 6 y 5G, marcarán un antes y un después en la conectividad y también serán una oportunidad de desarrollo para la Argentina.

Juan Mongini

Gerente regional de ventas de arquitecturas para la Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay de Cisco.

Deja un comentario