Dinero electrónico: 4,9 M de usuarios nuevos en Argentina

Unas 4,9 millones personas usaron por primera vez dinero electrónico a través de sistemas y canales digitales, desde el inicio el 20 de marzo del aislamiento social preventivo obligatorio (ASPO) por la pandemia del coronavirus, de acuerdo a un informe de la empresa Red Link.

Según un resumen del informe que me envió la compañía, denominado UDE Link (la sigla es por Uso de Dinero Electrónico), el crecimiento fue apalancado por las medidas de confinamiento social.

El informe UDE Link con datos de junio arrojó las siguientes conclusiones relevantes:

Se consolidó el crecimiento de usuarios a más de 36,1 millones de las distintas plataformas contempladas dentro del estudio.

Se denomina «uso del dinero electrónico» a los movimientos de dinero a través de los cajeros automáticos, la computadora o el celular.

También incluye a las aplicaciones para hacer pagos, transferencias de dinero entre cuentas propias y de terceros, hacer depósitos, o carga de la billetera virtual o de la tarjeta de transporte o de celular.

La cantidad de usuarios ascendió 6,2 millones en los últimos 12 meses, a un ritmo de 20,7% en un año.

De esa cantidad, 4,9 millones se incorporaron desde el inicio del ASPO.

El disparador de esta evolución fue la consolidación de la bancarización de diversas actividades y de trabajadores independientes.

Se trata de un proceso que se observó en los dos años anteriores en la cantidad de tarjetas en uso.

Crecimiento del dinero electrónico por el ASPO

El crecimiento se insinuó en los últimos días de marzo, pero se aceleró en abril y mayo, y se consolidó en junio, porque el ASPO limitó la atención personalizada en los bancos.

Pasó de 18,7 millones de unidades hasta marzo de 2020 a 19,5 millones en abril y 20,3 millones en mayo. Se trata del nivel más alto en los últimos años.

Además, impulsó el uso de tarjetas habilitadas que estaban inactivas, las cuales representaban el 30,7% del total antes del ASPO, y 33,7% en mayo de 2019, y ahora se redujeron al 28,9%, la menor proporción en el cuatrienio.

También se intensificó el crecimiento de las autorizaciones a terceros de «órdenes de extracción» sin tarjeta a más de 1,1 millones.

Se multiplicó por 144 el nivel de febrero, principalmente en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

La flexibilización parcial del ASPO en las primeras tres semanas de junio puso freno al dinamismo del uso del dinero electrónico.

Sin embargo, se consolidó el récord que se había alcanzado en mayo, al sostenerse por arriba de los 190 puntos, casi duplicando el registro promedio de inicio de la serie, hace apenas tres años.

En cuanto a las operaciones con tarjeta de débito vinculadas al consumo, en junio repuntaron 6,5% los usuarios de terminales POS en comparación con mayo.

Se duplicó así la tasa de aumento de usuarios, los cuales se aproximaron al récord de diciembre, con casi 7,2 millones.

Un proceso similar se observó en las transacciones por comercio electrónico, 2,1% en el mes y se multiplicó por 5,2 veces desde el nivel de junio de 2019, con un pico de 9 millones.

Deja un comentario