#challengeaccepted: ¿un compromiso o una moda?

#challengeaccepted, #retocapetado y #desafioaceptado : en los últimos días de julio de 2020, Instagram se inundó de fotografías de mujeres en blanco y negro, bajo estas etiquetas.

Ante la gran mayoría de estas fotografías que aparecieron en mi perfil en esa red social, hice clic en el símbolo del corazón, el de aprobación, el «me gusta», porque son buenas fotografías.

Lo hice sin conocer la motivación inicial de esta actividad creciente en Instagram.

Y lo seguiré haciendo, porque en muchos casos son imágenes de personas que quiero, aprecio y respeto.

Algunas imágenes son autofotos, «selfies», tomadas por su protagonista. Otras son fotos registradas por otra persona a las cuales se le puso un filtro en blanco y negro al momento de publicarlas.

Explico estos detalles porque hay lectores de este blog que no participan en Instagram.

La mujer que publica la imagen debe nominar a sus amigas para que participen en la campaña. Es una forma para que las mujeres se apoyen mutuamente.

Hay mujeres que incluyeron la etiqueta #womensupportingwomen («mujeres que apoyan a mujeres», en inglés) en sus publicaciones.

Antcedente del #challengeaccepted

Si buceas en la historia de Instagram, encontrarás que ya hubo un reto similar de «selfies» en blanco y negro para apoyar una causa.

Fue en 2016 con la etiqueta #ChallengeAccepted (#RetoAceptado), que difundía un mensaje de «concientización del cáncer» en los Estados Unidos.

Por lo tanto, la etiqueta («hashtag», en la jerga de Internet) ya existía para crear conciencia sobre otros temas importantes.

Al aprovecharla, las participantes ganaron impulso más rápido porque el algoritmo de Instagram conoce la etiqueta.

¿Dónde se inició esta actividad de julio? En Turquía se comenzó a compartir fotos en blanco y negro recientemente, para crear conciencia sobre el femicidio.

Algunos retratos son muy buenos, pero en sí no dicen mucho. Se exige muy poco a quienes lo comparten, una postura sin decir casi nada.

No se observa en este movimiento imágenes que muestren a mujeres de capacidades diferentes o a logros de mujeres a lo largo de la historia.

Un buen ejemplo de Google

Un buen ejemplo, fuera de Instagram y en línea con lo anterior, viene del lado de la empresa Google.

En sus «doodles» esta empresa difundió este año varios ejemplos de mujeres de América y Europa que se destacaron en las artes y las ciencias.

Los lectores de este blog pueden comprobar que en este espacio se visibilizaron situaciones de abusos contra mujeres, en especial en el campo de la comunicación.

Estoy a favor de las mujeres que apoyan a las mujeres, pero te soy franco: no entiendo cómo un retrato o una autofoto en blanco y negro logra eso.

Al estilo de los doodles de Google, se podría hacer esto con retratos de mujeres que las inspiraron, o fotos de libros artículos, productos y organizaciones benéficas que ayuden a las mujeres.

Comparto a continuación una opinión de la colega Luciana Aghazarian, publicada en Instagram, que abona este debate sobre el #challengeaccepted desde el lado de una mujer que se sumó al reto:

Puedes compartir tu opinión en los comentarios de esta nota.

Deja un comentario