Los 5 consejos que debes saber para proteger tu identidad

Anuncios

El robo de identidad puede variar desde que alguien abre cuentas de tarjetas de crédito a tu nombre hasta la creación de cuentas en las redes sociales usando tus fotos y la obtención de un préstamo basado en tu documento nacional de identidad (DNI) e historial crediticio.

Este tipo de fraude puede ser inconveniente en el mejor de los casos y extremadamente costoso en el peor.

El robo de identidad también puede tardar meses o años en resolverse, por lo que es mejor tomar medidas preventivas con anticipación para proteger tu información personal en lugar de luchar para limpiar el desorden después.

Cómo saber si tu identidad fue robada

El robo de identidad puede no ser obvio de inmediato, incluso para la víctima, pero hay señales de advertencia, entre ellas las siguientes:

  • Recibes facturas por cosas que no compraste o servicios médicos que no utilizaste.
  • El correo o las facturas que deberías recibir no llegan.
  • Recibes llamadas de cobradores de deudas por cuentas desconocidas.
  • Observas retiros extraños de tus cuentas bancarias o cargos en los extractos de tu tarjeta de crédito.
  • Hay cuentas desconocidas en tu informe de crédito.
  • Se te rechaza de manera inesperada un contrato de alquiler o un préstamo.

Entonces, ¿cuáles son los consejos esenciales para proteger tu identidad?

Mantén tu información personal privada

La forma más sencilla de proteger tus datos es guardándolos para tu propio uso.

No proporciones ningún dato personal, como tu número de teléfono, dirección, fecha de nacimiento o número de documento e identidad, por ejemplo, a menos que sea absolutamente necesario para registrarse en un servicio o crear una cuenta en línea.

Tu número de teléfono, especialmente un número de teléfono móvil es una de las claves para el resto de tus datos y ofrece a los estafadores una «entrada» para robar tu identidad.

También debes dejar de compartir demasiado en las redes sociales. Probablemente no estés publicando tu dirección en Instagram, pero otra información aparentemente inocua, como tu fecha de nacimiento, los nombres de tus abuelos y las fotos de tus hijos, se puede usar para acceder a cuentas personales o crear perfiles falsos.

Por último, no respondas a ninguna solicitud de información personal de personas que llaman o envían mensajes de texto desconocidos.

Tu banco, compañía de tarjeta de crédito o consultorio médico no se comunicará contigo de la nada y te pedirá que confirmes tu número de DNI.

Si crees que es una solicitud legítima, cuelga (o ignora el mensaje de texto) y llama directamente a la parte solicitante.

Sigue las mejores prácticas de contraseñas

Las contraseñas sólidas y únicas pueden ayudar a mantener seguras tus cuentas en línea y los datos personales que contienen.

Son la primera línea de defensa contra el robo de identidad, ya que las contraseñas débiles o repetidas facilitan a los piratas informáticos descifrar tus inicios de sesión.

Tienes aquí una guía para crear y almacenar contraseñas seguras, pero un buen punto de partida es usar contraseñas largas y complejas y asegurarte de que usas una contraseña diferente para cada inicio de sesión.

Siempre que sea posible, utiliza datos biométricos como Face ID o sensores táctiles en lugar de códigos alfanuméricos.

La autenticación de dos factores (2FA) agrega otra capa de seguridad a tus inicios de sesión.

Incluso si un ladrón de identidad logra adivinar tu contraseña, necesitará una segunda forma de autenticación para ingresar a tu cuenta.

Puede ser un código de una aplicación de autenticación de terceros o una clave física.

Si es posible, evita usar códigos SMS para 2FA, ya que pueden interceptarse o verse fácilmente fuera de tu dispositivo físico.

Para asegurarte de no reutilizar las contraseñas, utiliza uno de los mejores administradores de contraseñas. La mayoría son económicos e incluso algunos son gratuitos.

Por último, utiliza respuestas sin sentido a las preguntas de seguridad asociadas con tus cuentas.

Cualquiera puede buscar tu mascota de la época de la escuela secundaria o rastrear el apellido de soltera de tu madre usando tus perfiles de redes sociales.

Puedes decir que la mascota era el pato Donald y el apellido de soltera de tu madre era, por ejemplo, Maradona, siempre que recuerdes esas «respuestas».

Limpia tu existencia digital para cuidar tu identidad

Vivimos gran parte de nuestras vidas en línea y es inevitable cierto nivel de riesgo para nuestros datos.

Pero puedes tomar medidas para minimizar las brechas de seguridad.

Comienza con tus dispositivos físicos. Mantén siempre actualizado el software, tanto las aplicaciones como los sistemas operativos, en tu teléfono, computadora, reloj inteligente y otros dispositivos, y habilita las actualizaciones automáticas cuando sea posible.

Así es como se corrigen rápidamente las fallas de seguridad conocidas. Instala uno de los mejores programas antivirus para llenar los vacíos.

Lo mismo ocurre con las aplicaciones y los servicios en línea. Limita el acceso de las aplicaciones móviles a información vital, como la ubicación, los contactos y las fotos, a aquellas aplicaciones que realmente los necesitan.

Comprueba para ver cuántos aplicaciones y servicios pueden acceder a tus cuentas de Apple, Facebook, Google, Microsoft u otras cuentas de uso generalizado, y revocar el acceso cuando ya no sea necesario.

También puedes limpiar tu comportamiento de navegación. Verifica que un sitio web sea seguro (busca HTTPS o un icono de candado en la barra de direcciones) antes de ingresar cualquier información personal. Contempla, sin embargo, que los estafadores sofisticados pueden falsificar esto.

Además omite las redes públicas de Wi-Fi para casi todo. Recuerda no hacer nada que requiera información confidencial en una red pública. Literalmente estás pidiendo que te roben tu información.

Si debes conectarte a una red Wi-Fi no segura, usa una red privada virtual (VPN), que encripta tu información y mantiene tu actividad en línea privada de todos los demás en la misma red local.

Atención a las estafas

Los estafadores utilizan correos electrónicos y mensajes de texto cada vez más realistas para pedirte que hagas clic en enlaces o que proporciones tu información personal, una táctica conocida como «phishing».

Debes ser escéptico con los correos electrónicos que te presionan a tomar medidas para resolver un problema aparentemente urgente, incluso si parecen ser de una empresa confiable.

Los esquemas de phishing actuales están diseñados socialmente para parecer increíblemente legítimos.

Al igual que te comunicarías con tu banco directamente en lugar de dar la información de tu cuenta a una persona que llama al azar, debes ir directamente a los sitios web en lugar de hacer clic en enlaces en correos electrónicos o mensajes de texto.

Mira tus registros financieros

Congelar tu crédito puede evitar que los ladrones de identidad accedan a tu informe crediticio, que contiene tus datos personales, o usen tu información personal para abrir nuevas líneas de crédito, como tarjetas de crédito o préstamos para automóviles.

Copyright ® 2012-2021 BahiaCesar.com - Todos los derechos reservados.

Deja un comentario