Desde un bar

En mi departamento no hay agua ni Internet por la inundación provocada por la tormenta del jueves en Buenos Aires. Me vine al Bar José Ingenieros a responder mails. Todo se normalizaría el martes. Por la inundación habría perdido mi archivo laboral y personal. Dios sabrá el propósito de toda esta situación de la cual estoy sacando lecciones variadas.

Deja un comentario