Fecha paradójica para la reina consorte Máxima y las Madres de Plaza de Mayo


Máxima Zorreguieta tenía casi 5 años de edad el 30 de abril de 1977. Su padre Jorge Horacio era secretario de Agricultura de la dictadura militar que encabezaba Jorge Videla.

Ese día un grupo de 14 mujeres se reunió por primera vez en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, para reclamar por sus hijos secuestrados y desaparecidos por el régimen anticonstitucional. 

El 30 de abril de 2013, el día que se cumplieron 36 años de la primera manifestación de las Madres de Plaza de Mayo, Máxima se convirtió en reina consorte de los Países Bajos.

Símbolo tradicional de las Madres de Plaza de Mayo, un pañuelo en la cabeza, hecho inicialmente con tela de un pañal, pintado cerca de la Pirámide de Mayo en Buenos Aires. Foto propia.
Símbolo tradicional de las Madres de Plaza de Mayo, un pañuelo en la cabeza, hecho inicialmente con tela de un pañal, pintado cerca de la Pirámide de Mayo en Buenos Aires. Foto propia.

Como ocurrió el 2 de febrero de 2002, cuando Máxima se casó con Guillermo, el nuevo rey holandés, el ex funcionario de Videla no pudo asistir ante las expresiones de parlamentarios del país europeo, quienes consideraron que Zorreguieta fue cómplice de la dictadura argentina.

Al respecto, Máxima dijo a la TV holandesa el 17 de abril pasado: “Es una decisión que tomamos entre todos. Si mi padre no asistió a nuestro matrimonio, ahora que se trata de una ceremonia de Estado, tampoco. Era evidente que mi padre no vendría. Nadie de mi familia vendrá. La investidura es una ocasión institucional. En 2002 se cerraron acuerdos y mi padre no tiene que estar. Durante la boda, su ausencia fue muy dolorosa para mí, pero en esta ocasión, en la que mi marido se convertirá en Rey, es muy diferente. Emocionalmente, un matrimonio es muy distinto de una entronización”.

Guillermo y Máxima de los Países Bajos, el 30 de abril de 2013. Foto de la Casa Real holandesa.
Guillermo y Máxima de los Países Bajos, el 30 de abril de 2013. Foto de la Casa Real holandesa.

Una ausencia muy dolorosa pero muy diferente a la que enfrentan desde hace 36 años las Madres de Plaza de Mayo, sobre quienes la flamante reina consorte nunca se pronunció en público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .