Nieblas en días despejados

Una niebla muy densa cubrió Buenos Aires el 11 de junio. Dos días después, aparecieron otras nieblas, pese al día soleado y despejado y con temperatura primaveral a fines del otoño.

Nieblas de bronca y dolor por un nuevo siniestro en el tren Sarmiento, con 3 muertos y más de 300 heridos.

Nieblas de estupor por el asesinato de la joven Angeles Rawson. La noche del 12 de junio pasé por el velatorio y al día siguiente acompańé en el entierro en Jardín de Paz a la madre, Jimena Aduriz, ex compańera mía en la universidad hace 30 años.

Pasados 4 años y medio de la muerte de mi hija María volví a ver escenas similares y en el mismo lugar en el entierro de Angeles.

Como el ciclista de la siguiente foto que tomé el 11 de junio en el barrio de Palermo, pese a estas nieblas hay que seguir pedaleando para adelante hasta que el día esclarezca y reinen la justicia y la paz de Dios.

Nota de R.: La foto, el texto y la publicación de esta nota se hicieron desde un teléfono móvil Samsung Galaxy S4

2 comentarios sobre “Nieblas en días despejados”

  1. Totalmente, César, hay que seguir pedaleando, siempre para adelante. Muchas gracias por compartir estas palabras de aliento en estos días tan tristes! Un fuerte abrazo! Matías

    1. César Dergarabedian – Buenos Aires, Argentina – Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador, soy ganador del premio Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Fui tallerista y prejurado de concursos de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, de Gabriel García Márquez. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano. Más información en https://bahiacesar.com/acerca-de/
      cesardergarabedian dice:

      De nada, Matías.

Deja un comentario