“Rumble fish”, la pequeña joya brumosa de Francis Ford Coppola

Este 7 de abril cumple 75 años de edad Francis Ford Coppola, el director de la saga de “El padrino” y de “Apocalypse now”. Son algunas de mis deudas cinematográficas, aunque estoy al día con otras dos obras de este creador: “La conversación” y “Rumble fish”, conocida en la Argentina bajo el título inverosímil de “La ley de la calle”, que disfruté siete (sí, 7) veces en cines porteños durante la década del 80 del siglo XX.

Este drama filmado en la ciudad de Tulsa, Oklahoma, Estados Unidos, estrenado en 1983 y considerado como una película de culto, ganó el 1984 en el Festival de San Sebastián el premio Concha de Oro a la mejor película, y el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci).

Es una extraordinaria película, con un estilizado derroche de genio; el blanco y negro, la música y la onírica puesta en escena completan una cinta animada por un lirismo maravilloso.

Esta obra me embelesó por estas razones:

  • por su atmósfera especial;
  • por los personajes de Rusty James (protagonizado por Matt Dillon), » el chico de la moto” (por Mickey Rourke, en uno de los mejores desempeños de su errática carrera), bien acompañados por la bella Diana Lane, como Patty, la novia de Rusty, y el magistral Dennis Hopper, como el padre de los hermanos;
  • por algunas frases provenientes de la obra madre de esta película, la novela homónima de Susan Hinton;
  • y por la música del gran Stewart Copeland, el baterista de The Police.

El film, donde también actúa un muy joven Nicholas Cage como el chico que le “roba” la novia a Rusty, tiene un ambiente onírico, irreal, bajo una atmósfera brumosa y enrarecida.

El argumento carece de estructura y de desarrollo dramático, y se apoya en escenas aisladas que reflejan la relación entre los miembros de la pandilla de Rusty, y entre el propio Rusty con su hermano mayor y su padre.

“El tiempo es una cosa muy curiosa. Un elemento muy curioso. Cuando eres joven, eres un niño, tienes tiempo para todo. Luego pasas un par de años de aquí para allá y no es importante. Pero cuanto más viejo eres, más te preguntas: ¿Cuánto tiempo me queda?”

Estas palabras pronunciadas por Benny, el propietario del bar, reflejan la importancia del tiempo como tema fundamental en esta película. Y así se refleja, con escenas aceleradas de desplazamientos de nubes o la aparición constante de relojes entre los objetos del decorado.

Fotograma de «Rumble fish». De izquierda a derecha: El policía Patterson (William Smith), Rusty James (Matt Dillon) y El chico de la moto (Mickey Rourke).

La película tiene una tensión muy fuerte, entre su ritmo lento y los personajes que creen que la vida se debe aprovechar a cada segundo.

La epifanía del film es una escena maravillosa con el último paseo en moto de los hermanos, antes de liberar a dos peces guerreros de Siam, los únicos personajes en color en todo el film (además de una breve secuencia sobre Rusty).

Debajo, una lista de 200 videos en torno a esta película. El primero de ellos es su tráiler oficial:

00

Deja un comentario