El INTI crea el primer «nano Messi»

La imagen más pequeña del futbolista Lionel Messi es argentina. En el Laboratorio de Micro y Nanoelectrónica del Bicentenario del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) obtuvieron un grabado del capitán del seleccionado argentino realizado a escala nanométrica.

La realización fue posible mediante el empleo de herramientas tecnológicas de última generación.

De 50 nanometros de espesor, fue grabada sobre una oblea de silicio como las que se emplean de substrato para producir circuitos integrados.

Tiene un tamaño de 10 X 10 micrones y demuestra la experiencia en el área de diseño de microcomponentes que poseen los profesionales del INTI.

Para imaginar su dimensión real, pensemos que en el grosor de un cabello entrarían 10 de fotos del tamaño mencionado.

Y harían falta 22 mil de estas nanofotos para completar el diámetro de una pelota de fútbol como la que se usa hoy en el Mundial 2014.

La nanofoto fue realizada con un haz de iones, mediante un equipo que se conoce como microscopio de doble haz, único en el país, adquirido por el INTI mediante un proyecto consorciado con la industria (público-privado).

 

Las aplicaciones cotidianas de esta tecnología son diversas, e incluyen el diseño y la fabricación de prototipos de microcomponentes electrónicos como los que están presentes en tabletas, celulares, televisores inteligentes, y muchos de los dispositivos requeridos por la industria automotriz.

Gracias a este sistema, el centro desarrolló:

  • Una memoria para aplicaciones satelitales: es resistente a las radiaciones espaciales y desde el 19 de junio está en el espacio, a bordo de un satélite experimental, cuyo objetivo es monitorear los cambios ambientales, lanzado por una empresa argentina.
  • Un dispositivo que actúa como biosensor, que permite detectar diferentes enfermedades infecciosas en forma rápida, y sin necesidad de trasladar la muestra.
  • Un LED con nanohilos, construido con nuevos materiales cuyo fin es generar elementos ópticos más eficientes, los que podrían aplicarse a luminarias para el alumbrado público.

El equipo es usado para la detección de fallas y la reparación de circuitos integrados, tareas que antes de su llegada al país debían realizarse en centros del exterior.

También es de utilidad para realizar ingeniería inversa, esto es, la obtención de información o características de diseño de un producto desconocido, con el fin de repararlo o directamente fabricarlo.

Desde el laboratorio se obtienen imágenes de diferentes capas del objeto en dimensiones nanométricas que luego se integran para reconstruir el objeto y conocer cada detalle de su estructura.

Deja un comentario