Loyola Marymount, donde convergen los jesuitas y una joven estrella de YouTube

La Universidad Loyola Marymount (LMU, sigla en inglés) es uno de los centros de altos estudios privados más prestigiosos de los Estados Unidos, donde es posible la convergencia entre la tradición de los jesuitas con una joven estrella de YouTube.

En el marco de nuestras vacaciones californianas, recorrí el 11 de agosto junto a mi hija Agustina y mi amigo, anfitrión y guía Luis Durruty esta universidad católica, perteneciente a la Compañía de Jesús, ubicada en la ciudad de Los Ángeles.

La LMU forma parte de la Asociación de Universidades Jesuitas (AJCU, sigla en inglés), en la que se integran las 28 universidades que la Compañía de Jesús dirige en los Estados Unidos.

Los jesuitas fundaron Los Angeles College en 1911, y la convirtieron en Loyola University of Los Angeles en 1930.

En 1973 se fusionó con Marymount College, una universidad de las religiosas del Sagrado Corazón de María, abriendo así la actual Universidad Loyola Marymount.

El campus está edificado en una amplia zona de colinas y coronado por este templo:

Al lado del templo hay una estatua de una madre ofreciendo a su hijo. No pude precisar la historia bíblica a la que se refiere.

El campus está compuestos por muchos edificios rodeados de parques y jardines muy prolijos y limpios, además de otras estatuas religiosas.

En las calles interiores hay afiches con rostros de docentes y estudiantes.

Me llamó la atención uno de Adrienne Wieder-Finch, una graduada de cinematografía y producción de cine y video, dramaturgia y guión, que destacaba su canal de YouTube:

En el ascensor de uno de los edificios la volvimos a encontrar en este afiche:

En su canal de YouTube se presenta como una mujer de 22 años de edad, que le «encanta poner» su «vida en Internet».

La LMU pone a Finch como un ejemplo de estos tiempos de Internet, y la define como «una especie de milagro», porque pudo encontrar tiempo libre entre una pasantía de publicidad a tiempo completo en Warner Brothers Studios y sus estudios universitarios para producir videos semanales en la web, con una audiencia de casi diez mil vistas por video, que ella construyó desde cero en sólo unos pocos meses.

El éxito del canal de Finch sigue los pasos de sus otros proyectos de la industria audiovisual.

Entre ellos figuran una contribución semanal al canal de YouTube «Just Like That«, así como como anfitriona para las series web «The Hashtag Show» y «Awesomeness TV«.

A través de la red ROAR, la cadena de televisión dirigida por estudiantes de LMU, Finch ofrece su propio taller sobre la creación de contenido de YouTube.

Finch es un ejemplo de una empresa unipersonal de producción: realiza y edita cada uno de sus videos; e invierte un tiempo sustancial en la investigación de audiencias, en la estrategia promocional y y el espíritu de la pequeña empresa.

¿Cuál es el consejo de Finch para crear con éxito un canal de YouTube? «Ser inteligentes acerca de su público», dijo en esta nota de la LMU sobre ella.

Esa inteligencia incluye un análisis intensivo de los datos en línea, así como un activo intangible que Finch tiene «a raudales», según la LMU: la capacidad imaginativa de predecir lo que el público quiere antes de saber lo quieren, una cualidad propia del ADN de los jesuitas…

Deja un comentario