Skip to main content

Encontré la frase del título de esta nota el 29 de septiembre en un grafiti escrito en una pared del barrio Ciudad Vieja, en la ciudad de Montevideo.

Salí a pasear al atardecer por las ramblas de la capital uruguaya, pero la sudestada me obligó a volver al hotel.

Mientras regresaba por la rambla Francia en dirección al este, observé al llegar a la esquina con Misiones varios grafitis pintados en paredes de esta calle y edificios vecino.

En uno de los tantos edificios de monobloques que le dan a Montevideo cierto aire soviético estaba el grafiti, cuyo autor firmó con una sigla que aparece a la derecha.

Tomé la siguiente fotografía con un teléfono móvil Nokia Lumia 1020:

Grafiti Montevideo originalCuando regresé al hotel, edité la foto en Camera 360 y quedó así:

Grafiti-Montevido-Camera-36Los uruguayos son conocidos por el ingenio de sus frases, y una de ellas es la que inspiró esta nota.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

One Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: