Mujeres y periodistas: Irina Sternik

Con motivo del día internacional de la mujer, que se conmemorará el 8 de marzo, realicé una encuesta entre periodistas mujeres de la Argentina y América latina, con el propósito de conocer y difundir la situación laboral que ellas viven y los desafíos que enfrentan en su trabajo cotidiano, en el contexto de sociedades donde se registran desigualdades de género.

Debajo, las respuestas que me compartió Irina Sternik. Al final de la nota encontrarás una ficha personal de ella.

(Nota de R.: Irina respondió la encuesta antes de su despido junto al de más de un centenar de sus compañeros de trabajo del canal de TV CN23 en Buenos Aires, el 29 de febrero. Expreso aquí, como ya lo hice junto a ellos el 1 de marzo frente al canal, mi solidaridad con su reclamo por la defensa de los puestos de trabajo).

-En cuanto a situaciones de discriminación de género, ¿qué puedes decir acerca de lo que ocurre en el medio donde trabajas o en el medio al cual tu trabajo periodístico como “freelance”?

– A lo largo de los años, situaciones que antes consideraba simplemente de poder, aprendí a detectarlas como discriminación de género o menosprecio de la función por ser mujer. En la televisión, la mujer puede parecer como más débil y conflictiva por el hecho de ser mujer, no tenida en cuenta para cargos jerárquicos, y, lógicamente, codificada. Depende en cada caso y depende de cada uno superarlo, pero la base es esa.

– ¿Persiste el machismo en las redacciones, en las asignaciones de notas y en las coberturas periodísticas?

– Depende del editor y de los superiores, no es condición per se. Escribo en una revista femenina, donde he tenido situaciones de machismo por parte de una mujer y donde me siento también rodeada de profesionales increíbles que han superado estas mismas problemáticas y son un amor.

– ¿Existe discriminación de género en el salario que recibe la periodista por su trabajo?

– No en el caso de relación de dependencia ni en el valor de una colaboración. Pero si en la asignación de puestos, en consecuencia, de salario.

– ¿La discriminación sobre la mujer también existe al momento de seleccionar las fuentes por parte de los editores? ¿Éstos prefieren fuentes masculinas?

– No lo sé.

– ¿Se le presta o no atención al tema de la discriminación de género en los medios, dentro y fuera de ellos?

– En mi caso y desde mi lugar, puedo darle un espacio a la discriminación en general, pero no en nuestro caso particular. No se le presta atención porque está tan asimilando que hasta es difícil verlo. En mi trabajo, hasta hace muy poco, no había una jefa mujer.

– ¿Existen normas sobre perspectivas de género durante el proceso de producción periodística en el medio donde trabajas o al cual entregas tu trabajo como “freelance”?

– No existen normas, pero hay bajada de línea. Cuando empecé en el canal, estaba muy abierto a la diversidad, a temas de género y a la inclusión. Esa línea editorial fue variando con el tiempo, y sigue siendo un espacio adonde tratar esos temas, pero no son más de agenda.

– ¿Por qué crees que hay tan pocas mujeres en cargos directivos de medios de comunicación, cuando sucede lo contrario en el ámbito de las relaciones públicas o comunicación organizacional?

– Porque son lugares donde históricamente el jefe era el hombre y porque hay un menosprecio sobre las capacidades y la «frialdad» de la mujer en cuanto a poder manejar situaciones y personas. Creo que el carisma y management es el requisito básico para un cargo directivo, y son características que tanto hombres como mujeres tienen, pero hay que cambiar la manera en que se juzgan y ven las cosas. Todavía estamos en pañales y hay mucho que aprender.

– ¿Mujeres solteras y sin hijos tienen más probabilidad de ascender en los medios?

– De entrar a cargos jerárquicos, quizás sí. Los medios tienen poca rotación de personal, creo que, en este caso, no es una condición y vale más conocer a la persona por otras aptitudes que por esa.

– ¿Sigue vigente la idea de que hay temas periodísticos (por ejemplo, salud) para mujeres y temas (por ejemplo, deportes) para hombres?

– Si. Yo, como periodista de tecnología, no tengo las mismas oportunidades que colegas hombres. La razón no es el machismo, pero el hombre encaja mejor con esta temática y las chicas de tecnología somos vistas un poco exóticas.

-Puedes agregar ahora aquello que no fue incluido en la encuesta y que consideres necesario contar acerca del tema de la consulta.

– La edad. En gráfica, la edad no importa. En tele, si y es tan estigmatiza te como el género. No hablo por mí, sino por lo que escucho sobre las periodistas «veteranas». El respeto va más allá del género y creo que eso es lo que debemos aprender. Dentro y fuera del medio. En la sociedad la mujer, los ancianos y la gente que está fuera de los parámetros de apetecible laboralmente, no tiene ni oportunidades ni prestigio. Eso sucede en Argentina. En otros países, más evolucionado en este aspecto, es un valor.

Irina Sternik

Es periodista. Estudio Ciencias de la Comunicación en la UBA y se especializó en nuevas tecnologías. Desde el año 2000 escribe en revistas y participa en medios. En la actualidad es conductora de Geekye por CN23 y columnista de tecnología de los noticieros de la señal. Colabora en Revista Elle y en revista Bacanal. Ha conducido Social Media Day en varias oportunidades.

@ladob (Twitter)

@ladob (snapchat)

Www.vimeo.com/Geekye

Puedes leer las respuestas de otras periodistas encuestadas haciendo clic aquí

Deja un comentario