Armstrong generará su propia electricidad desde energías renovables

Con el propósito de diversificar la matriz energética, en la ciudad santafesina de Armstrong se implementa un «proyecto de redes inteligentes con energías renovables» (PRIER).

Esta ambiciosa iniciativa apunta a la idea de la «generación distribuida» como nuevo paradigma a partir del cual una comunidad o un individuo puedan generar parte de la energía que consume utilizando fuentes renovables.

Armstrong es una localidad que se ubica en la intersección de la autopista RosarioCórdoba con la ruta nacional 178.

Dista 95 km de la ciudad de Rosario y 20 km de la ciudad de Cañada de Gómez. Está equidistante de las ciudades de Buenos Aires y Córdoba.

La economía esta influenciada por el campo y la industria metalúrgica.

La ciudad se encuentra en una de las regiones con los suelos más fértiles del país, con una producción de granos muy importante.

Además de la producción de granos, se encuentran en la ciudad empresas fabricantes de maquinaria agrícola, las cuales aportan la mayoría de las fuentes laborales de esta localidad de casi 12 mil habitantes.

El nombre homenajea a Thomas Armstrong, uno de los pioneros en el desarrollo del ferrocarril.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) forma parte de un consorcio público-privado que pondrá en marcha en Armstrong este sistema de generación distribuida utilizando energía solar y eólica.

En este proyecto se promueve la participación de fabricantes y proveedores nacionales, tanto del sector solar como eólico, impulsando así el desarrollo de la industria local e incentivando el comercio interno.

Según me informó el INTI en un comunicado, se avanza en la construcción de una planta fotovoltaica (FV) de más de 200 kW en el parque industrial de la ciudad, y en la instalación de sistemas de baja potencia (solares fotovoltaicos y aerogeneradores) en distintos barrios residenciales y espacios públicos.

El criterio de selección para estos últimos se basa en distintas consideraciones técnicas, como la ubicación geográfica, la orientación, las sombras y los tipos de techo así como la capacidad de la subestación.

Las compras de equipos que corresponden a las instalaciones de planta FV y de techo se realizaron a empresas locales, y se llevan adelante las adquisiciones de equipamiento para medición en campo y en laboratorio.

El proyecto comenzó a principios de 2016 y se extenderá durante los próximos tres años, cuando se pondrá a punto una red de generación distribuida utilizando energías renovables.

Su puesta en marcha está a cargo de un consorcio asociativo público-privado que integran el INTI, la Facultad Regional Rosario de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), y la Cooperativa de Provisión de Obras y Servicios Públicos y Crédito Limitada de Armstrong.

El aporte del instituto está centrado en la evaluación técnica de los productos, en el diseño de las instalaciones y en los estudios técnicos.

Para lograrlo está previsto incentivar un programa de sensibilización, comunicación y capacitación en diferentes niveles para promover una mayor participación de la población local en el proyecto bajo el concepto de «prosumidores«.

En ese sentido se desarrollará el «know how» necesario para modificar las estructuras dominantes de las redes de distribución, para que posean un rol activo, no sólo en lo que respecta al consumo de energía sino específicamente a su producción.

«El desafío es identificar los aspectos relevantes que aseguren los modelos de replicabilidad del proyecto que fomente la generación distribuida de energías renovables en el plano nacional», explicó Gustavo Gil, coordinador del Programa de Energías Renovables del INTI.

Gil agregó que hoy el universo de replicabilidad es amplio y concreto: en la Argentina hay 418 cooperativas que distribuyen energía eléctrica, entre otros servicios, a más de 2,4 millones de usuarios.

«Sólo en la provincia de Santa Fe, existen 59 cooperativas eléctricas, que con un marco normativo técnico adecuado serán objeto de los resultados del proyecto», aseguró el experto.

Desde el INTI se colabora en un proyecto de ley nacional para asegurar un marco normativo que asegure los incentivos necesarios para que cada usuario pueda generar energía eléctrica con fuentes de energía renovable.

Deja un comentario