Se busca un cronista de viajes para cobertura en El Chaltén

La Fundación TEM convoca a un cronista de viajes para que se una a la residencia de fotógrafos del espacio artístico Nido Errante que se desarrollará en la localidad santacruceña de El Chaltén, famosa por estar cerca de los cerros Fitz Roy y Torre, entre el 23 de marzo y el 2 de abril.

El objetivo es «compartir la vivencia de los artistas durante diez días, escribir una bitácora diaria (cuyo contenido se publicará diariamente en la web de la fundación) y también, una crónica», según me informó la organización en un comunicado.

La beca cubre 10 días de alojamiento, taller compartido, desayuno, almuerzo y cena.

Los traslados hasta El Chaltén corren por cuenta de cada participante.

En el caso de que la persona seleccionada lo requiera, Nido Errante facilitará cartas y recomendaciones para instituciones con las que se puedan gestionar los fondos necesarios para los traslados.

Para postularse, se debe completar el formulario de inscripción aquí. Hay tiempo para registrarse hasta el 24 de febrero. El ganador se dará a conocer el 26 de febrero.

2 comentarios sobre “Se busca un cronista de viajes para cobertura en El Chaltén”

    1. César Dergarabedian – Buenos Aires, Argentina – Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador, soy ganador del premio Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Fui tallerista y prejurado de concursos de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, de Gabriel García Márquez. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano. Más información en https://bahiacesar.com/acerca-de/
      cesardergarabedian dice:

      Por favor, de nada Laura. Abrazo.

Deja un comentario