“El público entiende que el periodismo de calidad es caro y está dispuesto a pagar”


Directores, editores y periodistas de medios argentinos, entre ellos un servidor, conocieron de primera mano en Buenos Aires a un protagonista de la pelea mediática que enfrenta a las empresas periodísticas estadounidenses con Google y Facebook.

Andrew Phelps (en la foto superior), director de Producto del diario The New York Times (NYT), habló en la jornada “Innovación, tecnología y periodismo” organizada por el Grupo Telecom el 22 de junio en su sede porteña.

Phelps recordó en su charla la evolución que siguió la noticia en Internet. Contó que al principio la portada del diario aparecía en la pantalla como una transcripción casi lineal de lo que era en el papel.

“La experiencia era la misma. Pero en los últimos años el número de plataformas por donde circulan las noticias explotó. Además de pensar en la primera plana, tenemos que pensar en aplicaciones móviles y en redes sociales como Facebook, Twitter o Snapchat”, explicó Phelps, quien mostró una aplicación del diario en un reloj inteligente de Apple.

La “declinación” de la carátula del NYT se refleja en estos números. En los últimos años cayó de 116 millones de visitas a 80 millones.

Sin embargo, al mismo tiempo se multiplicaba la presencia de ese diario en las otras plataformas digitales, sobre todo en el teléfono móvil.

Phelps reconoció que la principal competencia del NYT está en todo aquel contenido que compita “por la atención de las audiencias” dentro de la pantalla del celular.

“Hace unos años te hubiera dicho que nuestra competencia era el Washington Post o el Wall Street Journal, pero hoy son Google, Facebook, las diversas redes sociales y hasta los videojuegos que están en el celular”, dijo el editor ante la pregunta de un periodista.

“El desarrollo de audiencias” fue el desafío más grande que tuvieron que encarar los editores del principal diario neoyorkino.

“Tiene que ver con poner el lector en el centro. Se trata de una cantidad de herramientas digitales para que el periodismo llegue a mayor cantidad de gente”, afirmó Phelps.

“La industria periodística se pasó años diciéndole a la gente que las noticias son gratis, pero en realidad el público entiende que el periodismo de calidad es caro y está dispuesto a pagar”, afirmó.

El diario lo resolvió con “un muro de pago”, es decir, un sistema flexible de suscripción digital.

“En 2011 asumimos un experimento muy atrevido. Empezamos a cobrarle a la gente para leer las noticias. Yo sé que algunos periódicos de la Argentina hacen lo mismo, o están considerándolo. Hicimos un modelo de medición que ayuda a convocar a lectores solo pagando a aquellos que leen más cantidad de artículos. Empezamos con 20 notas por mes gratuitas y luego pagas”, dijo Phelps.

En 2015 The New York Times superó el millón de suscriptores, hoy ya son más de dos millones más un millón de los suscriptores al diario de papel.

El gran crecimiento de las suscripciones digitales se dio en noviembre de 2016 tras el triunfo electoral de Donald Trump, en especial después que publicara un tuit en el que expresaba que el diario mentía y que ese medio no era su enemigo sino “el enemigo del pueblo norteamericano”.

Aunque buena parte del negocio del diario todavía proviene del viejo papel, su importancia relativa va decreciendo.

El diario que ya cumplió 164 años tiene hoy más abonados a suscripciones digitales que tradicionales y 70% de su tráfico web proviene de dispositivos móviles.

Con unas 1.300 personas en redacción, la mirada y la apuesta del medio por los contenidos de calidad también tiene un mensaje para las empresas anunciantes: “The world of digital advertising is a nightmarish joke”, plantea Mark Thompson, director general ejecutivo de la empresa en referencia a la proliferación de noticias falsas y otras artimañas para publicar avisos y generar ingresos.

Para este ejecutivo -citado por Phelps- esta broma de pesadilla “está fuera de control: hay todo tipo de intermediarios fraudulentos y una maraña de empresas extrañas con los píxeles de seguimiento en todo. No se podía pensar en un ambiente más peligroso para una marca“.

Puedes leer más sobre este tema en esta nota que publiqué en iProfesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s