Skip to main content

Un estudio sobre el uso de cigarrillos electrónicos a largo plazo no muestra preocupaciones de salud en usuarios relativamente jóvenes que nunca fumaron tabaco.

El informe, en cuya presentación ante la prensa mundial en Londres, Reino Unido, participé el 17 de noviembre, fue llevado a cabo en jóvenes adultos que nunca fuman, y entre consumidores de cigarrillos diarios que fueron cuidadosamente seguidos por al menos 3 años y medio por un grupo de investigación dirigido por Riccardo Polosa en la Universidad italiana de Catania.

El estudio, que no tuvo el apoyo de empresas dedicadas al tabaco o al e-cigarrillo, demostró que:

  • No hubo empeoramiento en los índices espirométricos (es decir, la función pulmonar).
  • No se registró desarrollo de síntomas respiratorios.
  • No hubo cambios en los marcadores de inflamación pulmonar en el aire exhalado.
  • No se observaron signos de daño pulmonar precoz en la tomografía computarizada de alta resolución.

En el marco de la «Cumbre Ecig», la reunión anual de las partes interesadas en el «vaping» en Londres, en la que participé, Polosa explicó que durante tres años y medio siguió a jóvenes «vapers» adultos que nunca habían fumado antes.

Si bien su muestra es muy pequeña (31 personas al inicio, de las cuales quedaron datos completos de 21, 9 de ellas usuarios de e-cigarrillo), sus conclusiones son alentadoras para quienes impulsan el cigarrillo electrónico. Polosa no encontró ningún deterioro o disminución de la función respiratoria en estos «vapers» en comparación con un grupo de adultos no fumadores que nunca habían tenido un cigarrillo.

También no observó cambios en la presión arterial o la frecuencia cardíaca.

«A pesar de los problemas de salud, nuestro estudio muestra por primera vez que los vapers a largo plazo, que nunca han fumado en sus vidas, no incurren en ningún riesgo», afirmó el investigador.

Los vapers – todos adultos, mayores de 18 años – fueron reclutados de clientes habituales de una cadena de tiendas especializadas. Los propietarios fueron instruidos para preguntar a sus clientes habituales sobre su historial de tabaquismo y sus hábitos de cigarrillo electrónico.

Los vapeadores que nunca habían fumado o que informaron haber fumado menos de 100 cigarrillos durante su vida fueron considerados no fumadores y considerados para su inclusión en el estudio.

Puedes leer más sobre este tema en esta nota publicada en iProfesional.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: