Skip to main content

Algunos relacionistas públicos y agentes de prensa confunden el uso de WhatsApp con el del correo electrónico, y emplean esta aplicación de mensajería como si fuera un e-mail.

Por ejemplo, envían gacetillas y materiales de prensa por WhatsApp, en archivos adjuntos en formato de texto (Word) o PDF o en el mismo cuerpo del mensaje.

Algunos llegan al extremo de enviar fotografías y hasta videos por ese medio.

Esos materiales consumen el paquete de datos del periodista que recibe esos materiales a través de la red de su operador móvil, siempre y cuando tenga habilitada la descarga automática (no es mi caso).

Además, si se descargan al teléfono, esos archivos ocupan espacio en el teléfono móvil.

Pero más allá de esas cuestiones técnica, hay una práctica: la gestión de esos materiales en WhatsApp es muy ineficiente.

El mensaje con la gacetilla queda rápidamente sepultado por otros mensajes.

Y si el periodista no incluye esos archivos en su copia de respaldo de WhatsApp em la nube, quedarán dentro del teléfono, sin ninguna utilidad.

Hasta ahora, y pese a algunas voces agoreras que vaticinan desde hace años su próxima extinción, el correo electrónico sigue siendo la mejor herramienta para enviar y gestionar la administración de materiales de prensa entre una agencia o área de relaciones públicas y un periodista.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: