El Edificio Chrysler, el rascacielos más bello de New York


El Edificio Chrysler, conocido en inglés como Chrysler Building, es un rascacielos de estilo art déco situado en la intersección de la calle 42 con Lexington Avenue, en el East Side de Midtown Manhattan, en la ciudad de New York, y es el más bello de la Gran Manzana, según mi humilde opinión.

Con 77 plantas y 319 metros de altura, fue el edificio más alto del mundo durante once meses, hasta que lo superó el Empire State Building en 1931.

Sin embargo, aún ostenta un record: es el edificio de ladrillos más alto del mundo, aunque su estructura es de acero.

Es el quinto más alto de New York, por detrás del One World Trade Center, el 432 Park Avenue, el Empire State Building y la Bank of America Tower.

Diseñado por el arquitecto William van Alen, es un ejemplo clásico de la arquitectura art déco.

Fue la sede de la empresa Chrysler desde 1930 hasta mediados de la década del 50.

Aunque el edificio se construyó y diseñó en forma específica para el fabricante de coches, la empresa no pagó su construcción y nunca fue su propietaria, debido a que Walter P. Chrysler decidió pagarlo él mismo para que fuera un proyecto personal.

El edificio se iba a quedar en 281,9 metros. Sin embargo, a los pocos meses de que se completara su rival el Bank of Manhattan Building, se construyó en secreto una aguja piramidal en el interior del Chrysler y se instaló en su cima, alcanzando así una altura total de 319 metros.

El vestíbulo de entrada al edificio, que adopta una forma triangular poco habitual, es un bello ejemplo del estilo art déco.

Chrysler revistió las paredes con enormes losas de mármol africano rojo, y los suelos con travertino de Siena traído de Alemania en una disposición que marca el camino hacia los ascensores.

El vestíbulo, que parece flotar en un halo misterioso,​ presenta una iluminación escasa y algo tenue, pese a que los apliques de la lámparas son llamativos e icónicos. Ambos factores crean un ambiente íntimo y resaltan el lugar.

El vestíbulo es la única parte visitable del edificio, a la que se puede acceder en horario comercial.

¿Cuál es el mejor lugar para tomar una fotografía de este hermoso edificio?

Creo que la esquina de la calle 44 con la Tercera Avenida, donde se aprecia casi entero, como puedes ver en algunas de las fotos de esta nota que tomé con una cámara Canon EOS 1300D el 7 de octubre de 2017 por la mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.