La hiperconvergencia, la tendencia que cambia los negocios en la nube


La nube informática, esa imagen que esconde en realidad un enjambre mundial de servidores y cables de todo tipo y equipos que los alimentan con energía y refrigeran, es el escenario de una batalla multimillonaria entre los gigantes de la tecnología.

Amazon, con su división Amazon Web Services, es el el líder en la nube pública, mientras Microsoft con su plataforma Azure ofrece la opción de su nube junto con las aplicaciones de escritorio que sus clientes ya utilizan, como el famoso Office.

Entre esos dos grandes jugadores hay otras empresas como Oracle, IBM, Google y Nutanix, esta última una empresa californiana que en la Argentina ya trabaja con el Gobierno porteño, Telecom y Transener.

Esta compañía es observada con mucha atención por Amazon y Microsoft, porque es la responsable de difundir una tendencia que en pocos años creció y quiere ahora transformar el negocio de la “cloud computing” para empresas y organizaciones estatales: la hiperconvergencia.

Este modelo comenzó primero haciendo invisible la infraestructura, y ahora quiere hacer lo propio con la nube y brindar en el centro de datos la misma experiencia que en la nube pública.

Nutanix creció a doble dígito desde su fundación hace ocho años. En su año fiscal 2017, que finalizó en agosto, registró 72% de crecimiento en ingresos (766 millones de dólares), y una facturación de casi 1.000 millones de dólares, 55% superior que en 2016, con sólo un año como empresa pública.

Con su oferta de sistemas hiperconvergentes, que combinan software de servidor, almacenamiento y virtualización en una sola máquina, esta compañía fue la segunda oferta pública inicial con el mejor rendimiento de 2016.

Este año las acciones de Nutanix rondaron casi récords de entusiasmo de los inversionistas por sus fuertes tasas de crecimiento con su nuevo producto Xi Cloud Services para competir contra Amazon y Microsoft.

La empresa de Jeff Bezos invierte miles de millones de dólares al año para ampliar las capacidades y la capacidad de su nube pública, que alberga datos de diferentes clientes en centros de datos en todo el mundo.

Amazon evalúa desde el año pasado si instalará uno en la Argentina o en Chile.

Nutanix adoptó un enfoque diferente, con centros de datos pequeños y medianos que comparten espacio con otras empresas.

Este proveedor planea vender sus servicios de nube pública a clientes existentes, según me confirmaron altos ejecutivos de la compañía.

Entre sus clientes se encuentran la aerolínea JetBlue, la fábrica automotora Toyota, la empresa de cosmética L’Oreal y el proveedor de telecomunicaciones AT&T.

En lugar de perseguir el volumen enorme de Amazon Web Services, la nube pública de Nutanix será una copia de seguridad para los sistemas existentes de los clientes y ayudará a conectar oficinas remotas y otras ubicaciones comerciales.

Según me explicó el presidente de la firma, Sudheesh Nair, el futuro de este proveedor pasará por ser un una empresa que defina todos sus servicios por software. Así, su Enterprise Cloud puede correr en distintos servidores.

En el marco de la conferencia Next Conf en la ciudad estadounidense de New Orleans, Nair explicó que Nutanix le ofrece al usuario “la misma experiencia” bajo la modalidad “on premise” o en la nube pública, y les permiten que ellos elijan dónde quieren los servicios.

Raja Mukhopadhyay, vicepresidente de management de producto de Nutanix, me detalló que con su software Calm Automation puede “coser” la experiencia y hacer invisible los procesos que corren en distintas instancias, aunque no se integren en forma completa.

Para una nube múltiple, donde haya ambientes privados y públicos, la compañía ofrece Nutanix Xi Cloud Services en combinación con Google Kubernetes, un sistema de código libre para la automatización del despliegue, ajuste de escala y manejo de aplicaciones en contenedores​ que fue originalmente diseñado por Google y donado a la Cloud Native Computing Foundation.

Así, entregan en el mismo ambiente una experiencia transparente, que corre en el centro de datos de Google y que el cliente puede poseer o alquilar, y es la misma experiencia en ambos (on premise o en la nube).

¿Cuál es la diferencia principal con Amazon y Microsoft? Mukhopadhyay respondió que esos gigantes llevan los datos al centro de datos, mientras que la apuesta de Nutanix es al revés: llevar la nube hacia los datos, hacer la nube pequeña y llevarla a donde están los datos.

Aunque todavía vende dispositivos hiperconvergentes, Nutanix se centra ahora en vender su software para administrar entornos de infraestructura hiperconvergente en diferentes proveedores de hardware.

En New Orleans anunció para los operadores de centros de datos la disponibilidad de Nutanix Flow.

Según me explicó Greg Smith, vicepresidente de marketing de productos de Nutanix, Flow permite a los administradores de tecnologías de la información monitorear el desempeño de la red, definir políticas de seguridad a través de microsegmentación y automatizar los cambios de configuración de red comunes.

Puedes leer más sobre este tema en la nota que publiqué en iProfesional aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.