El insulso “Paseo de la República” en la quinta de Olivos


El “Paseo de la República” es un espacio verde y público que se generó al derribar parte de los muros de la quinta presidencial de Olivos, en el norte del Gran Buenos Aires.

Este parque, que fue inaugurado el 7 de diciembre de 2017 por el presidente Mauricio Macri, queda en la avenida Maipú, entre Malaver y Villate.

Allí fueron derribados 280 metros del perímetro, que se corrió 50 metros hacia adentro y se reemplazó por una reja.

De esta forma se ganaron 14.500 metros cuadrados de espacio verde público, muy necesarios en el partido de Vicente López, uno de los distritos del Gran Buenos Aires con menor cantidad de plazas y parques. Se mantuvo la puerta de acceso principal en la avenida Maipú.

El paseo, que tiene dos ingresos peatonales y hay canteros con herbáceas de floración anual, tiene seis áreas de diferentes temas de la historia y la geografía de la Argentina.

El lugar, que puede visitarse de martes a domingo entre las 10.00 y las 18.00 (una hora menos en invierno), incluye referencias a símbolos patrios del país.

Las áreas son las siguientes:

  • La Constitución.
  • El escudo.
  • El himno.
  • La bandera
  • El Sol de Mayo, que apareció por primera vez en el escudo nacional y es la representación de Inti, dios del sol inca.
  • El territorio, que abarca hoy más de 3,5 millones de kilómetros cuadrados, de los cuales más de 2,5 millones corresponden al espacio continental americano y más de 950 mil km2 al continente antártico e islas del Atlántico Sur.

Para construir este espacio público, se derribaron parte de los muros que mandó a construir en 1973 el ex ministro de Bienestar Social peronista José López Rega alrededor de la Quinta.

En su lugar pusieron rejas que permiten ver hacia el interior del predio donde vive la familia presidencial.

No es una plaza sino un paseo, que incluye baños públicos aunque carece de acceso a Internet por Wi-Fi gratuito y libre.

¿Por qué me parece insulso? El paseo luce artificial por los panes de césped que no son autóctonos.

El único lugar para sentarse es un incómodo y frío banco de cemento, propio de la ex Unión Soviética, que da las espaldas a avenida Maipú.

Se mantienen varios de los hermosos árboles originales, pero el paisaje que componen es dañado por el gris del cemento instalado en diferentes sectores y modalidades.

La insulsez es completa en las áreas temáticas, propias de un cuaderno de historia de una escuela primaria bajo las dictaduras cívico-militares de la segunda mitad del siglo XX.

Incompletas y carentes de contexto histórico, estas áreas no incluyen representaciones físicas de personas, en línea implícita con la política oficial de reemplazar las imágenes humanas en los billetes del peso argentino por dibujos de animales del país.

La historia de un país fue construida y protagonizada por personas, como José de San Martín, Manuel Belgrano y Mariano Moreno, próceres que no aparecen en las áreas temáticas de este Paseo de la República.

Espero que una próxima gestión presidencial repare esta carencia histórica y dote a este espacio de un necesario calor y color humano y remueva este espacio desangelado.

A continuación, una galeria de fotografías en orden aleatorio, que tomé el 14 de marzo de 2019 con un teléfono móvil Motorola Moto G7 plus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.