La formación de los nuevos profesionales en la era de Internet


A partir de la década del 2000, el uso generalizado de Internet y la gran cantidad de datos disponibles sumaron avances en inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático, “big data”, computación en la nube, Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés), nanotecnología, biotecnología, visión artificial y realidad aumentada, entre otras tecnologías emergentes.

Este tsunami tecnológico plantea una creciente y urgente demanda de recalificación profesional, lo cual lleva a reflexionar sobre cuáles son los perfiles requeridos para satisfacer la demanda laboral y qué conocimientos académicos y habilidades debería desarrollar un joven para insertarse en estos nuevos trabajos.

Estos interrogantes también desafían a las universidades a repensar y adaptar su formación tradicional para responder a las demandas de un nuevo escenario laboral y profesional cambiante e incierto.

Cada vez son más las instituciones educativas que reconocen estas necesidades y que se proponen acompañar el desarrollo de un nuevo perfil multidisciplinario, que parta de una mirada transversal que cruce negocios, tecnología, ciencia de datos e innovación.

Las empresas cambian sus modelos de negocios acelerando su paso hacia una cultura “data driven”.

Los ejecutivos necesitan implementar soluciones inteligentes aplicadas a los datos, a través de una estrategia integrada que permita describir, organizar, gestionar e integrarlos al conjunto de las estrategias y unidades de negocio.

Las organizaciones generalizan la cultura de datos, implementando programas para su “gobierno y monetización”, reconociendo que los datos corporativos son activos estratégicos de la compañía, son el ADN, ya que registran en su interior el conocimiento sobre el negocio.

Su explotación masiva puede dar forma a las estrategias de innovación que se necesitan para competir en el mercado.

Con la llegada de Internet también cambió la forma de acceder a la información y de actualizarse.

Los estudiantes tienen acceso hoy a diversas fuentes de conocimiento en cualquier momento y lugar.

Las universidades siguen siendo el gran polo del conocimiento. Su función es brindar las herramientas necesarias para una formación integral, acompañando a la persona en su desarrollo personal y profesional.

Nos proponemos desempeñar un papel activo formando los nuevos perfiles profesionales multidisciplinarios para afrontar los empleos del futuro, satisfacer las necesidades del mercado laboral y colaborar con las empresas en su transformación digital y estratégica que les permita seguir siendo competitivas.

En la Argentina aún queda un largo camino por recorrer. Hoy el gran desafío en la educación superior es formar nuevos perfiles profesionales, multidisciplinarios con las habilidades necesarias para afrontar los empleos del futuro.

Sylvia Edith Testa

Directora de la maestría en ciencia de datos e innovación empresarial de la Universidad CAECE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.