¿Cómo puedo mejorar mi pronunciación en inglés?


Dominar un idioma extranjero constituye una ventaja poderosa en la vida laboral y personal, Sin embargo, la fluidez no siempre va acompañada de una buena pronunciación.

Un equipo de especialistas de la empresa informática alemana Babbel elaboró una selección de cuatro herramientas basadas en las tecnologías de la información y la comunicación que pueden ser aliadas útiles para mejorar la pronunciación en inglés.

“A la hora de buscar trabajo o relacionarse con otros colegas, la pronunciación es clave ya que está directamente conectada a la percepción del profesionalismo y ‘expertise’ – aunque no coincida con la realidad”, comentó Vitor Shereiber, políglota y lingüista de esta aplicación de idiomas.

“Idealmente, la pronunciación correcta debe ser trabajada al mismo tiempo que se aprende – y no después”, apuntó, en un comunicado que me envió la empresa.

“En la edad adulta es casi imposible aprender una nueva lengua sin acento. Entonces, el mejor camino para ablandarlo es oír y hablar en el idioma lo máximo posible”, afirmó Shereiber.

A continuación, cuatro recursos tecnológicos que ayudan a mejorar la pronunciación en este idioma:

“Podcasts”

Oír es el primer mandamiento para una buena pronunciación.
Si el acento deseado es el británico, el periódico The Guardian tiene opciones excelentes de “podcasts”, como el Chips with everything, sobre tecnología, y el The Guardian UK: Culture Podcast, sobre cultura británica. En general, tienen entre 25 y 40 minutos de duración.

Tandem

Tandem es una práctica muy popular en Europa y EE.UU. La actividad consiste en encuentros regulares entre dos personas que aprenden la lengua materna la una de la otra.

Un ejemplo: un alemán que aprende inglés y un británico que aprende alemán.

La aplicación Tandem permite esa práctica en línea con personas de todo el mundo.

Aplicaciones de idiomas con reconocimiento de voz

Aprender con una aplicación que cuenta con reconocimiento de voz es una buena opción porque el estudiante tiene la oportunidad de entrenar la pronunciación mientras aprende algo nuevo.

Por ejemplo, Babbel presenta ese recurso, además de audio y ejercicios de escritura y memoria.

Método Tomatis

El otorrinolaringólogo francés Alfred Tomatis descubrió que cada idioma tiene su propia frecuencia.

Como en un episodio de la serie Black Mirror, escuelas de idiomas, como la Sound Sense, en París, empezaron a usar ese método para ayudar a reprogramar el cerebro de los estudiantes para frecuencias de inglés, utilizando un dispositivo llamado oído electrónico.

Similar a un aparato auditivo, se trata de un conjunto de audífonos que transmiten sonidos – pequeñas vibraciones que pasan a través del cráneo por el oído interno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.