Skip to main content

Romina Gayá, consultora sobre comercio internacional de servicios e investigadora de la Universidad del Salvador, analizó en una entrevista que le realicé las consecuencias de la suspensión de la ley de economía del conocimiento, dispuesta por el Gobierno nacional el 16 de enero, y que será reemplazada por una nueva norma que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso.

«Desde el punto de vista de las empresas, la ‘suspensión hasta nuevo aviso’ implica que no hay previsibilidad para tomar decisiones. Es decir, no saben cuántos impuestos van a pagar, si van a sufrir o no doble imposición, cuánto les va a costar cada empleado, etc.», advirtió Gayá (en la fotografía superior).

«Desde el punto de vista macroeconómico, también es una pésima noticia porque va a afectar negativamente a un sector que genera empleo de calidad –formal, calificado y bien remunerado– y es exportador neto», afirmó la especialista, cuyas declaraciones completas puedes leer en la nota que publiqué en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: