Crónica de un vuelo de Buenos Aires a Viedma: la pampa y la costa

Anuncios

Pasó hace dos meses pero parece que fue hace dos años o más… En estos tiempos de confinamiento social obligatorio por la pandemia del coronavirus, reviso parte de mi archivo fotográfico para compartir en este blog y me encuentro con imágenes que tomé el 19 de febrero de 2020, cuando volé con mi familia desde el Aeroparque de Buenos Aires hacia la ciudad rionegrina de Viedma.

Viajamos en un avión Embraer 190 de Austral. El motivo del viaje fue la fiesta por el cumpleaños 90 de mi suegra, y además para tomarnos unos días de vacaciones.

En ese momento ninguno de nosotros tenía conciencia de que iba a ser nuestro penúltimo viaje en avión en mucho tiempo… Dios sabe cuándo volveremos a volar…

Después del despegue del Aeroparque de Buenos Aires, del cual te compartí en esta nota, el avión se dirigió hacia el sur por la ruta nacional 3 y sobrevoló la laguna de Monte.

A pocos kilómetros la ruta cruza el río Salado. La fotografía está pixelada porque exprimí el zoom digital de las cámaras del teléfono móvil Samsung Galaxy S10+.

Las nubes cubrieron el resto del viaje sobre la pampa húmeda pero justo se entreabrieron cuando el avión sobrevolaba la costa a la altura de Monte Hermoso.

Un dato que muchos no conocen, salvo los bahienses y otros habitantes del sudoeste bonaerense, es que Monte Hermoso se caracteriza, además de sus aguas más cálidas que el resto de la costa, por ser uno de los pocos lugares en la Argentina donde el sol sale y se pone sobre el océano Atlántico.

Ya en el mar Argentino, el avión bordeó la parte externa de la bahía Blanca, y al fondo se podía observar las dársenas de Puerto Belgrano, la mayor base naval de la Argentina.

En próximas notas compartiré otros momentos de este viaje y las vacaciones, que tuvieron un intenso y feliz matiz familiar.

Anuncios

Deja un comentario