Más de 350.000 personas visitaron el Museo Sitio de Memoria ESMA desde su apertura en 2015

El Museo Sitio de Memoria ESMA, ubicado en lo que fuera el centro clandestino de detención, tortura y exterminio más emblemático de la última dictadura cívico-militar, la ex Escuela de Mecánica de la Armada, cumplió cinco años de su existencia, iniciada el 19 de mayo de 2015.

A un lustro de su apertura, más de 350.000 personas participaron de las actividades educativas, visitas especiales junto a sobrevivientes, muestras temporarias, y acciones conjuntas con la comunidad que ofrece el museo.

En un comunicado que me envió el museo, su directora, Alejandra Naftal, señaló que «los últimos cuatro años fueron complejos. Con muchas dificultades de financiamiento, presupuestarias y de prioridades. Sin embargo, el museo creció, se instaló como un espacio de reflexión y debate; de contención y disputa, y de apertura a nuevos lenguajes y formas de construcción de memorias. Todo esto fue posible porque la gente nos apoyó y sostuvo».

Ubicado en el barrio porteño de Núñez, el Museo Sitio de Memoria ESMA ocupa el edificio conocido como «casino de oficiales», espacio donde se llevó a cabo un plan sistemático de exterminio de personas.

En este lugar estuvieron detenidos alrededor de 5.000 personas, la mayoría de ellos miembros de organizaciones políticas, sociales, estudiantiles, religiosos, obreros, estudiantes.

Desde allí también partían los camiones que conducían a los detenidos-desaparecidos hacia los “vuelos de la muerte”, eufemismo del destino final de todas estas personas.

Dado que el edificio constituye un testimonio y prueba judicial en los procesos que se llevan adelante por crímenes de lesa humanidad, la propuesta museográfica del Sitio de Memoria no altera su estructura y no afecta su intangibilidad.

El proyecto que dio origen al museo fue elaborado por un equipo interdisciplinario integrado por museólogos, arquitectos, diseñadores, investigadores, historiadores, sociólogos, periodistas, artistas y cineastas.

La iniciativa tuvo como objetivo fundamental contribuir a conocer y comprender lo ocurrido, para estimular la reflexión y el debate acerca del pasado.

El museo integra la lista de bienes a ser considerados como Patrimonio Mundial del Nunca Más, bajo la protección de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En esta lista se encuentran sitios emblemáticos como Auschwitz-Birkenau, campo de concentración y exterminio del nazismo; el Memorial de la Paz de la ciudad japonesa de Hiroshima, donde explotó la primera bomba atómica sobre población civil, lanzada por los Estados Unidos; y la ex prisión de Robben Island en Sudáfrica, donde estuvo detenido el ex presidente de ese país, Nelson Mandela, entre otros lugares.

Deja un comentario