La máscara The Forever Mask, ideal para adultos

Después de más de 100 días de vigencia del aislamiento social preventivo obligatorio (ASPO) decretado por el Gobierno nacional ante la pandemia del coronavirus y de usar muchos modelos de máscara, barbijo y tapaboca, te recomiendo The Forever Mask (TFM).

Es un emprendimiento argentino que busca que tengas una máscara de hoy y para siempre.

La usé y te comparto mi experiencia: es flexible, ni se engancha ni daña las orejas, te deja hablar y respirar sin problemas.

Si usas anteojos es ideal para vos, porque no se te empañan los lentes.

Viene en cuatro colores, es hipoalergénica, libre de PVC y látex y sus aromas relacionados, y la lavás entera, es 100% reutilizable.

Incluye 20 filtros SMS tricapa (los de la tela del barbijo quirúrgico) que puedes hacer vos.

La máscara se vende por $495 pero si ponés el código CESARDERG tenés un 10% de descuento en su tienda en línea aquí.

Componentes de la TFM

La TFM está hecha de TPE de alta calidad, hipoalergénico y sobre todo durable.

Las cintas de ajuste están fabricadas en TPE hipoalergénico de formulación especial elástica que se desliza sobre piel y cabellos sin dañarlos.

¿Qué ventaja tiene la máscara The Forever Mask frente a los tapabocas de tela o los barbijos desechables?

Se puede reutilizar a largo plazo y por lo tanto se hace un uso consciente de los recursos naturales.

Mientras que las máscaras de tela deben ser lavadas regularmente, con su consiguiente desgaste y con un tiempo de secado importante, la máscara TFM es de limpieza y secado rápido. Tardás casi el mismo tiempo que lavarte las manos.

La TFM frente a otras máscaras

Muchas máscaras de tela también pueden llegar a humedecerse en la zona de la boca después de más de 3 o 4 horas de uso y precisan un reemplazo.

El uso de desinfectantes también es visto como algo crítico con las máscaras de tela, porque puede afectar la funcionalidad de su filtrado.

La máscara TFM no tiene este tipo de inconvenientes. Tanto la máscara como el porta filtro y las cintas son 100% lavables, de rápida desinfección y secado.

Se utilizan filtros fabricados con SMS, el mismo material que los barbijos de uso quirúrgico.

Con la compra de la máscara TFM se entregan 20 filtros SMS desechables y luego se pueden comprar repuestos.

También se pueden colocar en el porta filtro otros materiales alternativos que funcionen como filtros. Por ejemplo, papel tissue.

Las cintas de ajuste de TFM se ubican detrás de la cabeza y la nuca dejando libres las orejas.

Esto es algo que no ocurre con la mayoría de los barbijos desechables y los tapabocas de tela que tienen el agarre detrás de las orejas.

De esta forma provocan dolor e incomodidad además de ceder con el uso por tratarse de elásticos de algodón o materiales similares.

El diseño ergonómico y material flexible de la TFM permiten que la máscara se adapte al rostro del usuario adulto. Se logra así una cobertura total de nariz y boca.

Las cintas permiten la sujeción firme de la máscara sin dañar el rostro y permiten hacer todo tipo de movimientos.

La textura suave del material de la máscara TFM aporta la comodidad necesaria para el uso continuo.

La máscara, una protección idónea

La máscara es un elemento más de protección personal de uso diario.

Su uso disminuye el riesgo de contagio de coronavirus a otras personas.

El único lugar que pueden pasar las gotas que contienen al virus es por el filtro delantero fabricado con tela SMS, al igual que los barbijos de uso quirúrgico.

Es una combinación de tres telas con barrera viral y bacterial. No obstante es posible utilizar la máscara con cualquier tipo de filtro.

Al usar la máscara TFM, debemos seguir siempre todas las normas de higiene para reducir el riesgo de infección.

Por ejemplo, una distancia segura de al menos 2 metros de otras personas, el lavado minucioso y regular de las manos y cumplir las reglas para estornudar y toser.

La limpieza de la máscara

La TFM no es de uso médico. La máscara debe ser higienizada y desinfectada de manera completa después de 10 horas de uso como máximo.

Los pasos a seguir son:

  • Descartar el filtro usado.
  • Limpiar y desinfectar la máscara con agua caliente y jabón o detergente.
  • Secar.
  • Colocar un filtro nuevo.

Debe higienizarse de manera completa con agua caliente y jabón o detergente después de 10 horas de uso.

Puedes usar lentes sobre la máscara, si te la colocás bien cubriendo la nariz y los pómulos.

Los lentes se colocan por encima de la TFM, no se deslizan sobre la máscara, quedan firmes y bien sujetados.

Una máscara ideal para trabajos prolongados

La TFM fue creada para acompañar toda persona trabajadora en sus tareas diarias brindándoles protección en el uso continuo y permanente.

Una gran ventaja de la TFM: puedes respirar bien. Los barbijos desechables o de tela se apoyan en la nariz y la boca dificultando la respiración y el habla.

El diseño de la máscara TFM con un frente prolongado hacia adelante le permite al usuario respirar con mayor libertad y a la vez estar protegido y proteger a quienes lo rodean.

Te sugiero que cada 60 o 90 minutos te quites la tira superior para que la máscara quede colgando debajo de la cara, para airearla durante un minuto.

Puede suceder que por la transpiración, la salivación o la condensación que se produce con la respiración la TFM se humedezca por dentro.

En ese caso, la solución es simple: se toma un papel tissue y se lo pasa por toda la superficie interior de la máscara hasta que quede seca y ya se puede volver a colocar la TFM.

El talle de TFM es adecuado para toda persona adulta. En julio llegará la «TFM Kids», la máscara protectora para niños y niñas.

La máscara se vende por $495 pero si ponés el código CESARDERG tenés un 10% de descuento en https://theforevermask.com

Deja un comentario