Razones para esperar a los 56 años

En este blog puedes encontrar algunas referencias musicales que ilustran mis cumpleaños o los inicio de años. Para este 30 de julio de 2020, cuando cumplo 56 años, elegí una balada del segundo disco de la banda británica de rock progresivo Jethro Tull.

Se llama «Razones para esperar» («Reasons For Waiting», en inglés»), y la mejor canción del álbum Stand Up, con una melodía y un tono fantásticos.

Es una balada donde la flauta dual de Ian Anderson, el factótum del grupo, está acompañada por cuerdas proporcionadas por David Palmer, que persisten durante la segunda mitad de la canción.

A medida que pasó el tiempo, las letras de Anderson se volvieron cada vez más opacas, pero aquí, las letras son más directas y va al grano.

Esta claridad lírica es evidente en esta canción, una de sus pocas referidas al amor.

¿Por qué la elegí? Por la música y la letra, en especial la última estrofa.

A continuación, la canción y después de ella, la letra original:

What a sight for my eyes
To see you in sleep.
Could it stop the sun rise
Hearing you weep?
You’re not seen, you’re not heard
But I stand by my word.
Came a thousand miles
Just to catch you while you’re smiling.

What a day for laughter
And walking at night.
Me following after, your hand holding tight.
And the memory stays clear with the song that you hear.
If I can but make
The words awake the feeling.

What a reason for waiting
And dreaming of dreams.
So here’s hoping you’ve faith in impossible schemes,
That are born in the sigh of the wind blowing by
While the dimming light brings the end to a night of loving.

La fotografía de esta nota es un fotograma de la película "Sacrificio", de Andrei Tarkovsky. La imagen fue registrada en 1986 en una isla de Suecia.

Deja un comentario