Monje: DNU sobre «telcos» requiere «regulaciones asimétricas»

Daniela Inés Monje, investigadora universitaria de políticas de la comunicación, y docente en las universidades nacionales de Córdoba y de Villa María, analizó el reciente decreto presidencial de necesidad y urgencia (DNU) que declaró como servicio público a la telefonía móvil, Internet y la TV paga, a partir de un cuestionario que le envié y respondió por correo electrónico.

Monje es integrante de la comisión directiva de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Comunicación (ALAIC).

También se desempeña como directora de la Maestría en Comunicación y Cultura Contemporánea del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba.

«El DNU 690/20 recupera y extiende el alcance del concepto de servicio público en competencia», señaló.

«Este concepto no es nuevo en la legislación argentina y tampoco en el sector puesto que ya la telefonía fija se presta bajo la modalidad de servicio público desde hace décadas», recordó.

«Lo que resulta innovador es que en la escena contemporánea los servicios TIC (tecnologías de la información y la comunicación) de telefonía móvil, Internet y televisión por cable se prestarán de ahora en más como servicios públicos en competencia», resaltó Monje.

Esto «recupera capacidad regulatoria por parte del Estado porque se consideran además servicios estratégicos y esenciales», destacó.

«Sin embargo y de modo simultáneo habilita y promueve la competencia entre privados, lo cual desmonta la idea de una eventual estatización», aclaró.

Alta concentración del mercado

La investigadora señaló que «el mercado de telefonía móvil, Internet y TV por cable registra por una parte altos niveles de concentración en la Argentina».

Por otro lado, tiene «profundas asimetrías entre estos actores con presencia significativa en el mercado y una gran variedad de pequeños actores integrada por más de 1.200 pymes y cooperativas de telecomunicaciones».

Estas compañías «prestan servicios a poco más del 30% de la población dispersa en el 70% del territorio nacional».

«Por este motivo, el impacto es diferenciado y requiere de regulaciones asimétricas -o de lo que se denomina smart regulation», recomendó.

Estas regulaciones deberían atender «por una parte, a criterios vinculados a la defensa de la competencia».

Por otro, «al fomento y estímulo para el desarrollo de proyectos de pequeña y mediana escala», afirmó.

Puedes leer las respuestas completas en la nota que publiqué en iProfesional aquí. https://www.iprofesional.com/tecnologia/322863-dnu-sobre-telcos-advierten-que-requiere-de-regulaciones-asimetricas

Deja un comentario