Trasplantes: lanzan una aplicación para ayudar a adolescentes y niños

Con el objetivo de mejorar la salud de niños y adolescentes trasplantados se lanzó la aplicación Me.Up.

Se trata de una propuesta digital y lúdica que busca empoderar a los pacientes frente al tratamiento post-trasplante.

Cuenta con el apoyo del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) y de la Sociedad Argentina de Trasplantes (SAT).

Padres de los niños y adolescentes trasplantados ya pueden descargar y utilizar la aplicaciín de forma gratuita.

Está disponible para celulares y tabletas en las tiendas Play Store y App Store, para dispositivos móviles de Android y iOS, respectivamente.

El principal objetivo de Me.Up es ayudar a pacientes pediátricos, adolescentes y adultos jóvenes a apegarse a su tratamiento.

Según informaron desde el Incucai, en la Argentina el 50% de los rechazos de los órganos trasplantados en estos pacientes es por la falta de adherencia al tratamiento.

Así, 5 de cada 10 pacientes olvidan o dejan de tomar sus medicamentos poniendo en alto riesgo su órgano.

Este es uno de los principales problemas que Me.Up atiende y a los que busca dar respuesta.

Funciones para un tratamiento eficaz

Entre sus múltiples funciones, está ayudar a los pacientes a que no olviden tomar sus medicamentos según la prescripción del médico.

Este es un factor fácil de modificar y con Me.Up esta rutina se convierte en una tarea que procura ser divertida.

Me.Up busca empoderar a los niños y adolescentes a través de una experiencia lúdica, con el propósito principal de lograr que nunca olviden tomar sus medicamentos.

Los usuarios de Me.Up son pacientes en post-trasplante que requieren de un riguroso seguimiento dado el alto grado de pérdida de órganos por el abandono y/u olvido en el tratamiento.

Para llevar un control muy cercano sobre el paciente -siempre y cuando los pacientes o los padres lo autoricen- los médicos pueden acceder a los datos registrados en la aplicación y conocer el apego al tratamiento, entre otras funciones.

Esto permite que los médicos puedan monitorear de forma continua a sus pacientes para conocer rápidamente cualquier eventualidad en su salud y, de esta manera, ajustar el tratamiento con mayor rapidez.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que publiqué en iProfesional aquí.

Deja un comentario