Campaña contra brecha salarial entre hombres y mujeres en el periodismo

Anuncios

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró el 8 de marzo, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) lanzó la campaña global #PayMeEqual para pedir a los medios de comunicación de todo el mundo que realicen auditorías salariales y a tomar medidas efectivas para acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Según afirmó la FIP en un comunicado que me envió, tener salarios iguales significa que mujeres y hombres reciban la misma remuneración cuando hacen el mismo trabajo.

De acuerdo a esta federación, la brecha salarial global de género es del 23%. Es decir, las mujeres ganan, en promedio, un 77% del total que obtienen los hombres.

El periodismo no es una excepción ante esta injusticia. La brecha salarial de género no se debe a que las mujeres estén menos calificadas, sino a que su acceso a los puestos con mejores salarios es limitado.

En enero de 2020, la presentadora de la cadena de medios estatal británica BBC y miembro del Sindicato Nacional de Periodistas del Reino Unido (NUJ), Samira Ahmed, obtuvo una victoria fundamental contra la BBC tras denunciar que recibía un salario seis veces menor que el de su compañero masculino por hacer el mismo trabajo.

Los obstáculos para la igualdad salarial son muchos, e incluyen la falta de responsabilidad familiar compartida y el hecho de que se han adoptado pocos acuerdos colectivos con cláusulas sólidas para acabar con la desigualdad salarial y la conciliación entre vida familiar y laboral.

Además, las mujeres se han visto más afectadas por la crisis de la Covid-19, que multiplica las desigualdades de género ya existentes.

Muchos intentos de lograr la igualdad salarial, ya sea a través de legislaciones o negociaciones colectivas, han quedado congelados.

Para sindicatos de periodistas, la ausencia de datos desglosados por género y transparencia salarial en los medios son barreras importantes a la hora de luchar por la reducción de las desigualdades salariales.

“Necesitamos auditorías concretas en las salas de redacción para ayudar a cerrar la brecha salarial”, dijo la presidenta del Consejo de Género de la FIP, María Ángeles Samperio, quien afirmó:

«Son muy pocas las empresas de medios de comunicación que ofrecen transparencia completa en lo que respecta a los salarios y las primas, y es nuestra labor como sindicatos exigirles que rindan cuentas y divulguen los salarios para evaluar si todos los trabajadores, independientemente de su sexo, reciben la misma remuneración por un trabajo del mismo valor».

La FIP lanzó una encuesta global junto con WageIndicator para documentar la brecha salarial de género a nivel nacional y apoyar a sus afiliadas en su lucha por un salario justo e igualitario.

Esta encuesta también puede ser utilizada por periodistas a título individual para comparar su propio salario con aquellos que ocupan posiciones similares en la profesión.

«Esta encuesta ayudará a nuestras afiliadas a luchar por la igualdad salarial y de oportunidades», dijo el presidente de la FIP, Younes Mjahed.

«Presentar una denuncia contra un empleador por pago injusto o discriminatorio requiere mucho valor, y tenemos que garantizar que los sindicatos estén totalmente equipados y estructurados para apoyar a sus miembras en esta tarea”, dijo.

Otras medidas para cerrar la brecha salarial de género en el periodismo incluyen el desarrollo de lugares de trabajo que faciliten la conciliación familiar, cambios legislativos para mejorar la transparencia en los salarios. Esto podría hacerse, por ejemplo, a través de firmas de auditoría, planes de igualdad e informes de ingresos.

Para apoyar esta campaña, la FIP hizo un llamado a sus miembros para compartir en redes sociales historias de victorias sobre igualdad salarial usando la etiqueta #PayMeEqual.

La FIP, también conocida por su sigla en inglés IFJ, fue fundada en 1926, representa alrededor de 600.000 periodistas de 187 asociaciones en 146 países.

Copyright ® 2012-2021 BahiaCesar.com - Todos los derechos reservados.

Deja un comentario