Skip to main content

Finaliza el año 2021. En rigor, finaliza un año más dentro del año pandémico iniciado en la Argentina el 20 de marzo de 2020. Para millones de personas, el 2020 y el 2021 son un mismo año, sin un 31 de diciembre a la vista para este tiempo signado por el coronavirus, atravesado por las transformaciones de todo tipo generadas por la Covid-19.

Sin embargo, un rayo de esperanza, que comenzó a vislumbrarse a finales del 2020, se consolidó en el 2021: el reencuentro cara a cara con amigos, con mayor o menor respeto por las prevenciones sanitarias, pero reencuentro al fin, con miradas a los ojos, choques de codos y puños, y abrazos y besos que desataron los corsés impuestos por la pandemia.

Uno de esos espacios de reuniones de amigos, que fueron interrumpidos por la pandemia, volvió a ser presencial en 2021: el «día de campo» de Mazalán Comunicaciones.

Organizado por el fundador y presidente de esta empresa, Carlos Mazalán, junto a Carlos Pallotti, generoso y gran anfitrión de su quinta La Azulada, en la localidad bonaerense de Los Cardales, sede de esta actividad, más de 500 personas, entre ellas un servidor, disfrutaron el 3 de diciembre de una enriquecedora celebración de la amistad, que ya cumplió 23 años.

El reencuentro con amigos y conocidos, en una agradable jornada primaveral que incluyó algunas amables gotas de lluvia, en torno a mesas donde hubo, como siempre, un excelente asado dirigido por el maestro Miguel, regado de buenos vinos, con una atención cordial y eficiente de todo el equipo de servicio gastronómico que dirige Carlos Pallotti, fue culminado con una sorpresa: el recital de la cantante Elena Roger, quien regaló junto a su banda un variado repertorio interpretado con muy alta calidad.

El extenso párrafo anterior tiene una parte clave al inicio: «el reencuentro con amigos y conocidos». Para millones de personas, este año pandémico, que ya lleva en la Argentina más de 21 meses, fue un desierto en cuanto a las relaciones personales, pese a las comunicaciones remotas vía teléfonos móviles, computadoras, tabletas o televisores conectados a Internet.

Por esa razón, el día de campo 2021 de Mazalán batió récords de asistencia, por esa pulsión y necesidad de reencontrarse y recuperar algunos de las instancias de relaciones que la pandemia cercenó, espacios y tiempos de sonrisas y risas, de silencios y miradas cómplices, pero también para compartir luchas, pesares y dolores.

Como te conté en esta nota, soy bendecido por la amistad que me prodigan ambos Carlos desde fines del siglo pasado (qué viejo suena «siglo pasado»…).

Una de esas bendiciones son estas reuniones anuales, que demandan un enorme esfuerzo por parte de ellos y de quienes trabajan con ellos para organizarlos y que esté todo bien. Parte de ese esfuerzo se refleja en el siguiente video:

Ante la posibilidad firme que el 2022 sea subsumido de nuevo por la pandemia, como lo fueron el 2020 y el 2021, mi deseo para este nuevo año es que se multipliquen estas reuniones con amigos, respetando las prevenciones sanitarias, para serles de bendición y ser bendecidos por ellos.

Te comparto a continuación dos galerías de fotografías del día de campo 2021 de Mazalán: la primera está integrada por imágenes registradas por el apreciado Esteban Domínguez, fotógrafo profesional y reportero gráfico oficial del día de campo. Todas las fotografías de Esteban pueden verse aquí: .

La siguiente galería es propia, con fotos que tomé con un teléfono móvil Samsung Galaxy S20+.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: