Skip to main content
  • El establecimiento de metas personales comienza con un destino en mente. Si no sabes a dónde vas, ¿por qué molestarte en seguir adelante? Simplemente te perderás más o te encontrarás de nuevo donde comenzaste.

Las metas personales serán más fáciles de hacer si sabes a dónde quieres ir. Debes comenzar por cómo llegar y desglosar los pasos. Estos pasos deben ser realistas. Eso no significa que no puedas soñar en grande.

Sueña en grande pase lo que pase, pero sé realista al mismo tiempo. Permanece abierto a los desvíos también. Las formas de establecer metas personales incluyen decidir sobre las metas, escribir pasos, contárselo a alguien y planificar cada paso.

A partir de mi experiencia, y de la lectura del muy recomendable libro La fábrica de tiempo de mis amigos Martina Rúa y Pablo Martín Fernández, te comparto una serie de metas personales que pueden ayudarte a que este año nuevo 2022 sea mejor que los anteriores:

Por qué importan las metas personales

Tener sus metas claras hace que tengas 10 veces más probabilidades de obtener un cambio positivo, en comparación con aquellos que no establecen ninguna meta. ¿Por qué no darte una oportunidad?

Comienza con una revisión anual

Sé que esto puede parecer mucho trabajo, pero merece la pena. No te estreses demasiado, solo sé honesto contigo mismo. Quieres aprender del año que acaba de pasar sin juzgar. La forma más sencilla de hacerlo es respondiendo estas preguntas:

  • Piensa en tres o cinco cosas de las que te sientas orgulloso a partir de 2021.
  • Si estableciste metas para 2021, ¿hasta dónde llegaste?
  • Trata de identificar qué funcionó bien, qué no funcionó y por qué.
  • ¿Hay cosas que te gustaría mejorar, empezar o dejar de hacer?
  • ¿Cuáles son algunas de las lecciones que aprendiste en el año 2021 que deseas seguir avanzando?

identifica las áreas de tu vida en las que quieres enfocarte

Ahora que has hecho una breve revisión de 2021, ¿cuáles son algunas de las áreas de tu vida en las que te gustaría centrararte? Podría ser la familia, mejorar la relación con tus amigos, tu salud, trabajo, etc. Una cosa importante para tener en cuenta: no se trata de nadie más que de ti. Elige las tres áreas que más te importen.

Establece tus objetivos para 2022

Una vez que haya pasado el año y hayas identificado las áreas en las que concentrarse, es hora de establecer tus metas personales. Trate de elegir no más de 12 metas personales.

Lo ideal sería tener de dos a tres metas personales por trimestre. Asegúrate de que cada uno de tus objetivos tenga en claro por qué lo elegiste. En otras palabras, un propósito claro.

Características de unas buenas metas personales

Elige metas más inteligentes: objetivos inteligentes son aquellos que son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y de duración determinada. Para lograr objetivos más inteligentes sigue estos pasos:

Sé específico

Ten en claro lo que quieres lograr y conviértelo en algo procesable. Por ejemplo, en lugar de decir que quieres hacer más ejercicio, podrías decir que después de despertarte, harás ejercicio 20 minutos tres veces a la semana. En lugar de mejorar en la gestión de tus correos electrónicos, intenta abordar todos tus correos electrónicos al final del día.

Escribe tus metas

Escribir tus metas está fuertemente asociado con el éxito de ellas. Según los neuropsicólogos, memorizamos mejor el material que hemos hecho nosotros mismos. Pero también ayuda a tu cerebro a concentrarse en las cosas que más le importan.

Construye un sistema a tu alrededor para lograrlos.

Hasta ahora, todo lo que hemos hecho es configurar nuestras intenciones. Ahora es el momento de convertir eso en acción. Estos consejos pueden ayudarte a tomar medidas:

Planifícalo

Si tienes una meta, necesitas tomarte un tiempo para ella. La estrategia más eficaz es bloquear el tiempo en tu calendario. Esta simple acción podría aumentar tus posibilidades de éxito en un porcentaje muy alto.

Divide tus metas en pasos prácticos

Si las metas personales son demasiado grandes o complejas, puede ser paralizante y convertirse en la excusa perfecta para la postergación. La forma más fácil de comenzar es dividiéndolo en pasos manejables.

Por ejemplo, si deseas hacer más ejercicio, puedes comenzar por asociarte a un club o buscar un programa de ejercicios, configurar tu alarma y bloquear espacio en tu calendario.

Diseña tu entorno para ayudarte a lograr tus metas personales

Si configuras tu entorno correctamente, puede ser tu mayor aliado. Siguiendo con el ejemplo del gimnasio, podrías dejar tu ropa lista para el gimnasio la noche anterior. Otros ejemplos son silenciar tu teléfono durante el horario de trabajo o evitar comprar dulces si estás a dieta.

No tengas miedo de empezar de a poco

Uno de los errores comunes que cometemos al establecer metas es que lo hacemos en el punto más alto de nuestra motivación cuando deberíamos hacerlo en el punto más bajo.

La fuerza de voluntad no es confiable, especialmente en nuestros días malos. Comienza con acciones de dos minutos, algo que podrías hacer sin importar qué, para crear un hábito.

Celebra tus pequeñas y grandes victorias

Uno de los problemas del cambio a largo plazo es que vemos todo el esfuerzo pero ninguna recompensa, al menos a corto plazo. Una forma de cambiar esto es adelantando la gratificación.

Si bien no verás muchos cambios en tu cuerpo después de un día de ir al gimnasio, puedes comenzar a llenar un frasco con granos de café cada vez que hagas ejercicio. Es una forma de visualizar tu progreso.

Anticípate a posibles contratiempos

Intenta identificar las barreras potenciales que pueden retrasarte y haz un plan para superarlas. Hay dos comunes y un pequeño truco que podría ayudarte a superarlos:

  • Procrastinación: escribir tus principales tareas del día y dividirlas en pasos pequeños, simples y manejables es un gran antídoto para esto.
  • Multitarea: perdemos más de un cuarto del día laboral promedio debido a la ineficacia de la multitarea. Intenta bloquear el espacio para hacer una cosa a la vez y encuentra el momento del día en el que seas más productivo e intenta asignar las tareas más importantes en ese momento.

Establece y alcanza tus metas personales

Establecer metas y anotarlas hace que sea más probable que las alcances. ¿Por qué no probarlo en 2022? Empieza por pensar en 2021, qué salió bien y qué podría haber ido mejor.

Luego, piensa en las áreas en las que deseas concentrarte para 2022 y establece no más de 12 objetivos. Idealmente tres o cuatro por trimestre. Construye un sistema a tu alrededor para lograrlo y trata de anticipar posibles contratiempos planificando de antemano cómo superarlos.


Si te gustó o sirvió algo que publiqué, te ofrezco dos alternativas para agradecer y permitir la continuidad de mi trabajo en Bahía César, haciendo clic sobre ellas:

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

2 Comments

Leave a Reply