Skip to main content

El uso del dinero electrónico avanza a ritmo sostenido en términos reales, y relega al movimiento de pesos billetes, con un total de 1,38 billones de pesos en transacciones monetarias en noviembre a través de los dispositivos móviles, fijos y uso de las tarjetas de débito bancario.

Según el informe UDE (sigla por uso de dinero electrónico) Link, elaborado por la empresa Red Link a partir de los datos de 32 millones de tarjeta, la consolidación de la confianza de los clientes bancarios en el uso de las aplicaciones tecnológicas, a través de medios fijos, como la computadora personal, y móviles, como las tabletas y en particular la telefonía móvil, se refleja en el constante crecimiento del uso del dinero electrónico.

Este fenómeno se advierte con claridad en la evolución de las cifras ajustadas por inflación y la estacionalidad: aumentó 7,4% real en el mes y 21,6% en comparación con un año antes.

Sobresalieron en noviembre en ese desempeño el aumento de las transferencias inmediatas de dinero entre cuentas bancarias: sumó poco más de 37.300 nuevos usuarios en el mes y 2 millones en un año.

El monto movilizado se elevó en 103.152 millones de pesos, a un total de 444.417 millones de pesos, equivalente a 22% del PBI estimado para noviembre. Y representó el 70,6% del total del giro de pesos por medios electrónicos, con un incremento de casi 3 puntos porcentuales respecto de octubre.

El total de transacciones ascendió a 35,3 millones, con un promedio de 27.658 pesos, a un ritmo cercano a 5 veces en el mes y 126.651 pesos por usuario. También resultó notable el impulso del débito inmediato (Debin): acumuló en el último mes operaciones por 94.061 pesos millones, en 12,7 millones de transacciones, con un promedio de 7.377 pesos por movimiento.

Un rol clave en ese desempeño del uso del dinero electrónico volvió a tener el uso de la billetera electrónica, subió 1,8% en el mes y 299% en comparación con noviembre 2020, a un ritmo muy superior al observado en las cuentas nacionales en el total de las transacciones de una economía que se reactiva a una tasa real del 10%, y nominal del orden del 70%, promedio del año. Se destacó la incorporación de casi 370.000 clientes, ascendió a unos 5,8 millones al cierre del mes.

El índice de UDE Link ajustado por estacionalidad y por inflación registró en noviembre un aumento de 7,4% en el monto total de las transacciones, en comparación con octubre, y con 211 puntos con base en 2017 igual 100, se aproximó a los registros máximos que se habían anotado en el primer cuatrimestre del año. En comparación con un año antes se elevó 21,6%, con un ritmo levemente mayor al anotado en el promedio desde el inicio del año que fue de 21,3 por ciento.

El total de usuarios de dinero a través de canales no presenciales reafirmó el ritmo de crecimiento de los meses anteriores. Pese a una leve baja de carácter estacional, se mantuvo por sobre los 44,1 millones, luego del récord de 44,4 millones que registró en octubre.

Esto significó un aumento de 16,3% en el cotejo con el nivel de un año antes -más de 15 veces superior a la tasa de crecimiento de la población económicamente activa. El total de transacciones bajó 7,1% en el mes, pero no alteró el singular dinamismo del crecimiento respecto del año previo que con casi 631 millones de movimientos fue de 19% en el mes y 20,5% en el acumulado de los primeros 11 meses.

El fenómeno estacional de baja de los movimientos de dinero sin la presencia del asistente bancario también se observó en noviembre en la cantidad de usuarios de cajeros automáticos, como ocurre desde el inicio de la serie en 2017: disminuyó 1,2% respecto de octubre, a 14,9 millones de clientes.

Por el contrario, se anotó un salto del 4,4% respecto de un año antes -se sumaron poco más de 625.300 clientes, a partir del levantamiento de la mayor parte de las restricciones que regían para la movilidad de la población a través del uso de los medios públicos de pasajeros, en prevención de la crisis sanitaria, al punto que posibilitó acumular en los primeros 11 meses un aumento de 0,5% en relación con similar tramo del año previo.

En los primeros 11 meses 2021 se registró un incremento del 21,3% en el uso del dinero electrónico en términos reales, en tanto declinó levemente la utilización de los canales digitales, 2,6 por ciento.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: