Archivo de la etiqueta: Red Crearte

Bienaventuranzas


Bienaventuradas las personas que,
en medio del ruido y el caos de las ciudades,
son sensibles al llamado de Dios
y a las necesidades de sus próximos.
Bienaventuradas las personas
que ven y oyen a quienes andan a su lado,
a quienes van en el metro, en el colectivo, en el tren;
que tienen ojos, oídos, corazón
para los niños y niñas
y para la gente mayor, los ancianos, las ancianas.

Seguir leyendo Bienaventuranzas

Anuncios

Muros o abrazos


Construye tu muro.
Treparemos sobre él
y te abrazaremos como a un hermano, como a una hermana.

Seguir leyendo Muros o abrazos

Que encontremos motivos suficientes para ser agradecidos


Que encontremos motivos suficientes para ser agradecidos,
Que podamos descubrir la luz en la prosperidad y en la adversidad,
Que nos llenemos de paz para encontrar la plenitud,
Que pleguemos nuestras manos para elevar una oración cada día,
Que trabajemos con entusiasmo para lograr nuestras metas,
Que imitemos y compartamos los buenos ejemplos recibidos
Que enmendemos y corrijamos los errores y faltas cometidas,
Que practiquemos la tolerancia, respetando a los demás,
Que nos alcance la gracia de la reconciliación en las diferencias,
Que vayamos al encuentro de los que no encuentran su lugar,
Que serenemos a quienes naufragan en el mar de la adversidad,
Que transmitamos optimismo y esperanza a los desalentados,
Que animemos y fortalezcamos los corazones entristecidos,
Que devolvamos la confianza a quienes se sienten defraudados,
Que seamos piadosos y compasivos para hacer posible la solidaridad,
Que dibujemos una sonrisa en nuestro rostro por el milagro de la vida,
Que aseguremos nuestros pasos en las huellas que el maestro nos dejó,
Y, por sobre todo, que nos encomendemos en la sabiduría y en las manos
del buen Dios, porque sólo descansando confiados en su poder,
que sobrepasa nuestro entendimiento, todo esto y mucho más será posible.
Que el Señor nos bendiga y guíe en el camino. Amén.

Pastor Carlos Abel Brauer

Fuente: Red Crearte.

Olvidos


El pueblo decía
“El Señor me abandonó,
mi Dios se olvidó de mí.”
Pero ¿acaso una madre olvida
o deja de amar a su propio hijo?
Pues aunque ella lo olvide,
yo no te olvidaré.

(Isaías 49:14-15)

Seguir leyendo Olvidos

Te llamo amigo…


Un día,
mientras te despedías de la vida,
preparándote para saludar
la Vida de verdad,
saludaste a tus discípulos
llamándolos amigos.
Lo hiciste desde el amor,
desde la confianza,
desde el deseo profundo
de sentirte acompañado
en un proyecto,
en una misión,
en un camino,
en una propuesta
nueva y revolucionaria,
transgresora del orden
y anunciadora de plenitud
para todos y todas.
Lo hiciste esperando respuesta,
anhelando un gesto
de aquellos que, en silencio,
te escuchaban.
Sus respuestas
no tardaron en llegar.
Uno te traicionó,
por unos pocos pesos;
pero aún así,
cuando su beso tocó tu mejilla,
le repetiste:
“amigo, haz lo que tienes que hacer”.
Lo amaste aún en la traición
que te llevaría a la muerte…
Otro te negó, ¡tres veces!
Y cuando lo miraste a los ojos,
lo amaste y lo perdonaste
hasta hacerlo llorar.
Otros corrieron a esconderse,
dejándote solo en la hora
en que uno espera que los amigos,
los de verdad, estén.
Pero los buscaste,
caminaste con ellos,
entraste en sus casas,
preparaste su desayuno
mientras intentaban volver
a su antigua vida,
partiste el pan…
hasta que, al fin,
sus ojos se abrieron.

Hoy, consciente de mis traiciones,
de mis negaciones,
de mis ausencias,
de mis desaciertos,
de mis abandonos,
de mi fragilidad,
de mi débil fe,
de mis ojos ciegos,
de mis manos quietas
y aún de los besos sin amor,
quiero escucharte, Señor,
necesito escucharte,
diciéndome, a pesar de todo,
“te llamo amigo”.

Gerardo Oberman

Fuente: Red Crearte.

Cuna de Dios


Mi vientre adolescente fue su primera cuna
y mis brazos jóvenes le dieron el primer abrazo,
mis lágrimas bañaron su rostro por primera vez
y mi voz de casi niña arrulló su primer sueño.

Seguir leyendo Cuna de Dios

Lo que el amor ha unido


Aquello que el amor ha unido
no lo separe el odio
ni lo reprima la censura,
no lo esconda el miedo
ni lo cubra la vergüenza,
no lo discrimine el prejuicio
ni lo condene la ignorancia,
no lo estigmatice la teología
ni lo prohíba ninguna religión.
Aquello que el amor ha unido
no lo castigue ninguna falsa moral
ni lo señale la hipocresía,
no lo encarcelen derechas ni izquierdas
ni lo enrede ningún discurso,
no lo crucifiquen los desamores
ni lo sepulten los rencores.

Seguir leyendo Lo que el amor ha unido

Oración de un alcohólico anónimo


En la soledad de este día vacío,
sin compañía aparente y rodeado de fantasmas,
abrazado de miedos
y circundado de olvidos,
quiero poner mi vida lastimada
en tus manos de Dios bueno. Seguir leyendo Oración de un alcohólico anónimo